DESDE MI RINCON

Para muestra un botón: “el gasolinazo”

El incremento desmesurado al precio de la gasolina popularmente llamado “gasolinazo”,  con el que el gobierno federal dio al pueblo de México el “Feliz año nuevo”, es un botón de muestra que revela no solo el desbarajuste e improvisación que existe entre los encargados de manejar la cosa pública en el país, sino que  también reveló una realidad social que ellos y muchos más no quieren o no pueden ver y que es más grave que el daño económico atizado a la población en general.

De entrada resulta inconcebible entender la forma abrupta por no decir torpe, como dieron a conocer el aumento, sin molestarse en estudiar, preparar y establecer consideraciones especiales a aéreas claves como el transporte público, u otras que afectan directamente a la población de menos recursos, además  de no tomar en cuenta  un entorno en el que mediante las redes sociales, la ciudadanía esta atiborrada de información sobre gobernadores corruptos impunemente prófugos, políticos venales millonarios y legisladores incompetentes que aprueban “por línea” todo lo que les indica su partido.

Como siempre, la retórica oficial ha inundado los medios y para mas botones de muestra, se sacan de la manga un “pacto social”, carente de objetivos precisos y controles de medición, que no establece más que un montón de buenas intenciones de las qué, quienes hemos vivido lo suficiente, sabemos que solo es verborrea política que termina en nada, pues como dice el refrán, “en los cómo está el diablo”, refiriéndose a que es fácil hablar en infinitivo: controlar precios; proteger economía familiar;  mejorar productividad; neutralizar aumento etc. etc., pero no nos dicen cómo se va a lograr eso, exhibiendo además su improvisación, pues en todo caso dicho “pacto”, debería haber acompañado a la decisión del aumento y a la noticia de éste.

Pero todo esto es parte de la historia de siempre en México, lo más preocupante es que la insensibilidad política del gobierno, tal vez haya activado en la sociedad una bomba de tiempo.  


lamontfort@yahoo.com.mx