DESDE MI RINCON

La depresión en serio y en broma

Nuevamente la cadena de tiendas de moda juvenil  Urban Outfitters,  ha desatado una controversia en las redes sociales al sacar al mercado una camiseta con la  palabra “Depressión”, cuya traducción es obvia.
Ya con anterioridad, la firma que fue fundada en 1970, cotiza en bolsa y cuenta con 140 tiendas en los Estados Unidos y algunas más en otros países, ha provocado reacciones polémicas al lanzar productos que tocan temas étnicos o religiosos, tales como: la camiseta con la frase “Todo mundo ama a una chica judía” (con signos de dólares a su alrededor); ropa interior con la leyenda “Navajo” simulando el atuendo de esa etnia; selección de un color denominado “negro Obama” para un cierto artículo o  llamativos adornos de navidad con formas de pistolas.
Tal vez una explicación pero no justificación de esta política de mercadotecnia “irreverente”, se encuentre en las palabras del  creador de uno de sus productos: “Si no podemos reírnos de nosotros mismos... vamos a seguir viviendo en la culpa y la amargura”.
Más allá de lo meramente comercial o anecdótico de este nuevo episodio en la vida de esa empresa, el tema puede y debe enfocarse desde una visión distinta y holística: la socioantropológica. Si consideramos que el mercado al que se dirigen, es el de personas entre los 18 y 30 años y que la empresa sigue siendo exitosa (en ventas), entonces podemos pensar, que algún trasfondo importante hay que nos revela una forma diferente de ver y entender la vida en las personas de esa sociedad y ese rango de edad. Cosmovisión que en el marco de un mundo global, tarda poco en adoptarse por otras sociedades.
Ciertamente, la depresión es un trastorno neuro-psicológico que afecta catastróficamente  la vida de miles de personas, un estado patológico serio, que en ningún caso debemos minimizar y del cual no es fácil salir  sin tratamiento profesional. Pero también es cierto, que en muchos casos esa depresión tiene su origen en nuestra frustración generada por esperar demasiado de la vida y por  tomarnos las cosas demasiado en serio. La vida es un regalo que recibimos y a veces es tan absurda, que no nos queda más que reírnos de ella.


lamontfort@yahoo.com.mx