DESDE MI RINCON

Francia y el Islam

Cuando la complejidad de un asunto o los sentimientos o prejuicios involucrados impiden tener un juicio crítico claro y objetivo, resulta útil  recurrir a Aristóteles, quien con su “Cuadro de oposiciones” nos dice que dos proposiciones contrarias no pueden ser ambas verdaderas pero si ambas falsas. Así, la secuela de los atentados en París, ha polarizado las opiniones de muchos, que pretenden dar categóricamente la razón a uno solo de los protagonistas, al grado de que el mismo Papa Francisco, en entrevista con la prensa se extendió tanto en sus declaraciones sobre los motivos de la  violencia, que luego decidió aclarar que no quiso decir lo que algunos interpretaron. Tal vez analizar por separado los elementos ayude a comprender  mejor el tema.Por un lado el Derecho Islámico (Sharía) que norma la vida de los países teocráticos musulmanes, se remite a Dios como legislador supremo y admite la posibilidad de varias interpretaciones, como es el caso del “Esfuerzo en el camino de Dios” o “Yihad” que el fundamentalismo islámico entiende como combate contra lo no musulmán y justifica el terrorismo como una vía de ese esfuerzo. Existe además el “Hadd” u ofensas serias, que son duramente castigadas inclusive con la muerte.Por su parte la cultura francesa tiene como epicentro ideológico la libertad y los derechos humanos, esto como resultado de su propia historia, en la que se han constituido cinco republicas, las que a partir de la Revolución Francesa, han luchado por sacudirse distintas formas de opresión, e inspirado movimientos libertarios en todo el mundo que han replicado el modelo francés. Cabe mencionar aquí, que en el transcurso de estas luchas, Francia, la una vez llamada “hija predilecta de la Santa Iglesia”, se convirtió en un país oficialmente laico, donde el 31% de la población se declara atea (EWTN 2007).Esta diferencia cultural incompatible, hace pensar que para lograr una convivencia multicultural pacífica en un mundo sin fronteras, tendremos que encontrar nuevas fórmulas de tolerancia y de asimilación de lo diferente. De lo contrario, que cada quien se quede con sus creencias en el sitio a donde pertenece. 


lamontfort@yahoo.com