DESDE MI RINCON

Didáctica

Cada vez comprendemos mejor la naturaleza de la inteligencia. Antes, creíamos que la inteligencia era “fija” y que se era inteligente, principalmente por herencia. También, que las notas de los exámenes escolares reflejaban su medida.

Hoy en día, cuestionamos esas creencias y ya no pensamos en términos de Inteligencia, sino de Aprendizaje.Buscamos adaptar el aprendizaje a las diferencias individuales y conocer el grado de desarrollo que pueden alcanzar las personas, en función de las técnicas de aprendizaje empleadas. Una de las funciones principales de los profesores y estudiantes es desarrollar nuevas técnicas.

A medida que nos vamos dando cuenta de que Aprender es un proceso “flexible” (y no fijo) donde, quien aprende debe tomar permanentes decisiones, que modifican por completo el propio proceso en el que está inmerso, tomamos conciencia de que hay otras formas de enfocar el conocimiento.

Didáctica es una palabra que deriva de los vocablos griegos didaskein (enseñar) y teckne (arte). Podríamos definirla como “el arte de enseñar”. Este arte consiste en saber elegir herramientas que ayuden a las personas a aprender.

La didáctica juega un rol central en la educación de los niños, pero su importancia suele desestimarse en la capacitación para adultos. Si bien los adultos somos diferentes de los niños (tenemos otras necesidades, motivaciones y expectativas) aprendemos de manera diferente, esto no quita que necesitemos de la didáctica.

Al igual que un maestro de escuela, un instructor de adultos precisa criterios para elegir y combinar inteligentemente sus métodos y materiales de enseñanza. Una buena didáctica contempla la diversidad ya que los adultos incorporamos información a través de diferentes medios.

Esta diferencia está definida por el estilo de aprendizaje de cada persona.Los adultos aprendemos pero basados en experiencias previas. El conocimiento previo de las personas influye considerablemente en su aprendizaje.

Aunque en ocasiones esa experiencia nos pueda limitar, como es el caso de aprender las nuevas tecnologías.Los adultos sólo participamos en procesos de enseñanza donde se aprenden cosas que consideramos prácticas y relevantes para nuestra vida y nuestro trabajo.

Siempre conectamos aquello que se enseña con la realidad. Y además buscamos coherencia, pues nos sentimos más cómodos cuando encontramos coherencia entre objetivos, contenido, práctica. Una buena didáctica para aprender tiene que ver entonces con: Considerar la experiencia, la diversidad y la coherencia cuando de aprender se trata… Y siempre se trata de aprender. 


lamontfort@yahoo.com.mx