Mundo Industrial

La era de las tecnologías de la información


Para ubicar que tan inmersos estamos en la era de las tecnologías de la información, compartimos una serie de datos tomados de diversos artículos del Mckinsey Global Institute.Comenzamos con el enorme desplazamiento que en los últimos 10 años ha tenido el almacenamiento de información impresa en papel, que ha ido siendo substituida rápidamente por información digital, que a su vez ha generado que el volumen de información almacenada haya crecido de 3 exabytes a 2.5 zetabytes en 2012 y nos llevara a 112 zetabytes en 2021 (1 zetabyte es igual a 1 trillon de gigabytes).Esto dio paso al manejo de lo que hoy conocemos como BIG DATA, y que la definición proporcionada por Mckinsey de este termino es: “conjunto de datos demasiado grande para su tratamiento con herramientas tradicionales de gestión de bases de datos”.Esto esta representando nuevos retos de cómo vamos a tener que aprender a manejar estos nuevos inmensos volúmenes de información y particularmente como nos van a afectar o a servir en nuestra vida diaria.

En Junio de 2012, Gardner publicó el artículo, “Theimportance of Big Data”en donde ya delinea una definición que prevé el valor agregado y la importancia del uso de esta herramienta.“Big data” son activos de información caracterizados por su alto volumen, velocidad y variedad, que demandan soluciones innovadoras y eficientes de procesado para la mejora del conocimiento y toma de decisiones en las organizaciones.Cuando estamos apenas familiarizándonos con la tridimensionalidad del “Data mining” ya hoy tenemos que empezar a migrar hacia el aprendizaje del manejo del “Big Data”, esta es la evidencia de la enorme velocidad con la que la tecnología actual, nos obliga a evolucionar si queremos mantenernos actuales en el mundo de los negocios.La implementación y adecuada explotación del “Big Data” no va a ser sencilla, la revista Fortune 500 estima que para 2015, muy pocas serán las empresas que estarán explotando el enorme potencial que contiene esta nueva herramienta, y no se presentará esta limitación en función de que sea onerosa, la limitante va a ser la disponibilidad de recursos humanos adecuadamente capacitados para la adecuada explotación de este nuevo elemento.

Una vez más nos encontramos con el hecho de que la economía cada día se basa más en el conocimiento, y la evidencia abrumadora es que en nuestro país no estamos respondiendo a la velocidad que estos retos hoy nos imponen.Este rezago tecnológico nos hará más dependientes de los monopolios mundiales en la medida que siguen avanzando mucho más que nosotros, con lo que nuestras posibilidades de generar mejores condiciones y mayor crecimiento se verán más constreñidas.El talento humano que se requiere para enfrentar estos retos, existe y de sobra en nuestro país, lo que nos falta es promoción y desarrollo para esos jóvenes talentos, necesitamos empujarlos con nuestros recursos para que sean ellos quienes posteriormente nos ayuden a consolidar el crecimiento apoyados en los conocimientos que ellos hayan podido adquirir.