Mundo Industrial

¿Qué es un observatorio ciudadano?

El observatorio ciudadano es un mecanismo y herramienta que promueve la participación ciudadana y busca el empoderamiento de la sociedad a través de transparentar y legitimar la información disponible respecto de las diferentes actividades de la administración pública.Busca articular a las diferentes organizaciones sociales a fin de que incidan verdaderamente en las acciones de las autoridades y coadyuven a marcar el rumbo que se quiere para su comunidad.

En la medida que se logre una participación activa y decidida de la sociedad en general, la problemática especifica que se quiera resolver, cuenta con un foro adecuado y muy representativo que permite que las acciones a implementar sean acordadas y consensadas previamente.Le exige un marco de transparencia a la acción gubernamental al contar con información que se hace pública respecto de los diferentes temas que atañen a la administración e impactan a la comunidad.Hemos comentado respecto de la tendencia que como seres humanos tenemos, a esperar que alguien más resuelva nuestros problemas, hoy la dimensión y el numero de problemas que enfrentamos, requieren de una participación activa de toda la sociedad, no vamos a poder resolver de fondo lo que nos aqueja, sin esta participación activa y decidida.

El observatorio ciudadano genera un espacio de convergencia a esa participación de toda la sociedad, el único requisito es que la sociedad se presente de manera organizada y con temas específicos a resolver, es por ello que los observatorios han nacido en función de uno o dos temas que por su urgencia han requerido ser tratados de manera única, sin embargo la herramienta funciona para cualquier propuesta ciudadana que podamos elevar al interés público.Es de vital importancia generar una herramienta así en nuestra comunidad y pedir a la sociedad entera se sume a este esfuerzo colectivo, tenemos una responsabilidad enorme con las nuevas generaciones a las que estamos heredando un mundo emproblemado y sin oportunidades.Se debiera reconocer que al no generar expectativas de desarrollo y crecimiento para esos jóvenes, hemos facilitado que sean presa fácil de la delincuencia al encontrar espacio en ella.

Las cifras de jóvenes entre los 17 y 29 años que ni estudian ni trabajan son espeluznantes, a nivel nacional se estiman más de 7 millones y en Tamaulipas más de 250 mil.El reto es enorme y nadie va a hacer la chamba por nosotros, hay que trabajar intensamente y rápido.