Mundo Industrial

Las lecciones de negocios

Con la publicación de esta columna, cumplimos 5 años ininterrumpidos, donde semana a semana hemos podido compartir con los lectores de Milenio, nuestro punto de vista y opinión respecto de múltiples tópicos, siempre con libertad total y sin ataduras.

Agradezco infinito la oportunidad a Milenio, y a todos sus lectores, que nos privilegian con su atención cada semana, seguiremos esforzándonos en ser objetivos y analíticos profundos respecto de las opiniones que aquí se vierten.

El columnista de negocios Eddie Cuffin del diario en-línea ELITE, hace un extraordinario resumen esta semana, respecto de lo que menciona haber aprendido de la serie de televisión-también en línea- Breaking Bad.

El columnista dice que esta serie deja claras 10 lecciones de negocio que todos debemos de considerar:

1-No hay nada más importante que sentir pasión respecto de lo que haces

2- Construye un equipo fuerte, nadie alcanza el éxito por si solo

3- Desarrolla una habilidad especial dentro del campo que te apasione

4- Tu red de contactos es tan importante como tu producto

5- Entiende el significado de éxito para ti y ten claro lo que pretendes alcanzar

6- Negocía, es la única forma de alcanzar todo lo que pretendas

7- Genera un plan y apégate a ello

8- No esperes que todo sea fácil, todo reto implica obstáculos y dolores de cabeza

9-Ten paciencia con las personas con las que no te relacionas bien, esto es esencial

10-Alcanza tu objetivo a cualquier costo

Podremos estar de acuerdo, o no, en todos los conceptos, lo que si es relevante es corroborar como todos los días y de cualquier fuente podemos aprender, este caso en específico, de una serie que su objetivo primario es el entretenimiento, nos brinda, -derivado de su realismo y aplicación diaria y práctica- , la oportunidad de encontrar de fondo lecciones de negocio que se vuelven casos de estudio en particular.

Esto va muy de la mano con los conceptos que hemos comentado respecto de la importancia de transformar la manera en que hemos venido educando a nuestras jóvenes generaciones, insistimos en que el modelo de interminables lecturas, para después aplicar exámenes estandarizados, solo premian al desarrollo de una buena memoria o a la creatividad picaresca de los que encuentran como burlar esas pruebas,La práctica directa, el ensayo y error, los casos de estudio prácticos, son herramientas que hoy debemos explotar al máximo en función de la gran herramienta que nos proporciona la tecnología.

La enorme brecha generada por la falta de una buena educación, se puede cerrar aplicando un modelo de este tipo, y bien pudiéramos empezar en nuestros propios negocios o casa.