Mundo Industrial

Sensación de vacío de poder

La sensación de vacío de poder que provoco la fuga de Joaquín Guzmán Loera, sin lugar a dudas traspaso nuestras fronteras: videos en Taiwán, Hong Kong, China, recrean con gran sarcasmo los detalles y pormenores de dicho evento, ponderando todos los altos niveles de corrupción y la mítica figura del “Chapo” como héroe de historietas.

La sociedad entera estamos en espera de una reacción severa por parte del Ejecutivo federal, que dé clara muestra de que pifias de estas dimensiones, no deben dejarse pasar; la vulnerabilidad que quedó al descubierto en lo que se supone es una instalación de la máxima confiabilidad, inevitablemente nos lleva a la reflexión de lo que le puede pasar a cualquier ciudadano en su propia casa, en donde no hay vigilancia, ni custodios, ni instalaciones especiales.

Programas de televisión en español en diferentes cadenas en Estados Unidos, dedican muchas horas para “analizar” a fondo y poner al descubierto los “secretos” atrás del “final del túnel” como reza el título de uno de ellos.

Propaganda amarillista como esta, da al traste con el trabajo de años de promoción y de buena imagen en la que se ha trabajado y se continúa haciendo: veíamos anoche en una pantalla gigantesca en Time Square en Nueva York un video de “Visit México”, sensacional, con imágenes que reflejan fielmente lo maravilloso que es nuestro país; de inmediato un grupo de paisanos que estaba a nuestro lado refirió “vayan a México para que aprendan a hacer túneles como el jefe”.

Tenemos que lograr que la imagen de nuestro país refleje motive otro tipo de emociones, no de desdén, no de vergüenza, no de desesperanza, sí de respeto, sí de alegría, sí de anhelos, sí de seguridad y tranquilidad, sí de justicia.

La oportunidad existe; si queremos tomarla, se requiere voluntad y liderazgo. ¿Quién dice yo?