Mundo Industrial

Realidades crudas

El primer momento complicado del 2015, y los efectos de la baja en el precio del petróleo, ya están provocando los primeros ajustes para la economía mexicana.

¿Cómo se está viendo desde el exterior esta situación que pareciera ser pasajera y que no tendría consecuencias inmediatas en México?

En España diferentes medios anuncian que los ajustes han tenido que llegar vía recortes al gasto público de México, para así hacer frente a la caída de los precios de crudo. Y que el Presidente Peña Nieto ha tenido que escoger entre sacar el hacha de talar o elevar el déficit, cosa que se ve complicada ante la caída extrema en la popularidad del Presidente derivado de escándalos inmobiliarios.

Se menciona que esta medida lleva implícito un gran riesgo, ya que se tiene que aceptar públicamente que a pesar de las tan anunciadas reformas de gran calado, la economía no marcha bien y aunque la presión sea provocada por elementos externos, el impacto económico no va a ser de corto plazo y esto va a tener un costo político, adicional al hecho de ser un año electoral en donde se renueva la Cámara de Diputados, y algunas gubernaturas, esto será sin duda una prueba para el Presidente y su partido el PRI.

En Australia los analistas informan que si bien las importantes reformas que México logró el año pasado fueran atractivas para analizar inversiones en los sectores Energético y de Telecomunicaciones, en estos momentos de reducción de flujo de efectivo a nivel mundial, necesariamente hay que poner en revisión cualquier proyecto en el corto plazo.

Incluso comentan que de los primeros bloques lanzados por Pemex en la Ronda Uno, “que se localizan en la prolífica zona Salina del Istmo, y que son de aguas superficiales,  están levantando cuestionamientos entre los expertos, derivado de temas fiscales que con los precios bajos actuales, dificultan mucho encontrar un retorno de inversión que sea atractivo”.

Mencionamos en la primer semana del año, que no veíamos gran diferencia entre el comportamiento económico en 2014 y 2015, ante los acontecimiento recientes; es evidente que el panorama va a ser más complejo y la tan ansiada recuperación va a llevar más tiempo.

Realidades crudas muy temprano en el año.