Mundo Industrial

¿Existe unión en la sociedad para el bien común?

Vivimos momentos de crisis profunda y la desesperación nos lleva a una enorme negatividad, exacerbada por la indolencia de autoridades y la sociedad misma.Es evidente que el modelo de educación, valores, crecimiento, desarrollo y justicia que tenemos, es obsoleto por decir lo menos. La desigualdad y la brecha entre los muy ricos y los cada día más pobres se acrecienta a pasos velocísimos, y el que se genere una juventud sin anhelos es condenar nuestro futuro.El pasado viernes tuvimos una reunión con un personaje dedicado a trabajar por el bien de todos y en su charla nos dejó una reflexión respecto a cómo podemos solucionar muchas de las tribulaciones que hoy nos aquejan, y en especifico, la que más nos llamo la atención, es su visión de que necesitamos construir una nueva sociedad.Como bien nos señalo decir esto es infinitamente más sencillo que hacerlo, y por ello nos pusimos a investigar un poco sobre el tema y encontramos muchísima información.Un emprendedor español, Diego Isabel La Moneda, publicó recientemente un libro llamado “Yo Soy Tú” Propuesta para una nueva sociedad.En este libro el autor plasma de manera muy sencilla las propuestas para construir una nueva sociedad existen y seguimos sin hacer caso de ellas, en un afán cómodo de pretender que los demás nos resuelvan nuestros problemas.

En esta frase resume el autor con contundencia a lo que nos referimos. “Tenía claro desde hace años, que los políticos no iban a cambiar la sociedad, que teníamos que ser las personas. Pero estaba desilusionado porque veía que lo único que hacíamos era protestar.El titulo mismo de su libro habla de la sencillez de lo obvio, Con las palabras “Yo soy tú”, es la forma en que tribus indígenas en América y África saludaban a alguien y como respuesta recibían: “Tú eres yo”.Este sencillo ejercicio nos habla de la raíz profunda que existe en nosotros de reconocer a nuestros semejantes, y que incluso en todas las religiones se basan en que todos somos lo mismo y estamos unidos. Si nos identificamos con los demás y sentimos que somos una verdadera comunidad podemos eliminar muchos problemas.Sobre las mismas bases explica el autor que su propuesta está basada a partir de la condición humana de buscar el reconocimiento de los demás, la felicidad y el bien común.Habla también de que la economía del bien común, es un proyecto económico abierto a las empresas y promovido por el economista austriaco Christian Felber, que opera en más de 15 países e incluso se está poniendo en marcha la Federación Internacional de la Economía del Bien Común.

Esta propuesta se centra en dos aspectos básicos:

1.- Buscar el bien común de la sociedad antes que el ánimo de lucro y;

2.- Concentrarse en colaborar en lugar de competir.Estos conceptos rompen totalmente con el paradigma con el que hemos crecido, para ser felices tenemos que ser competitivos y generar dinero, y no es así, para ser felices tenemos que ayudar y colaborar.

La realidad es que pocas veces logramos tanta satisfacción, como cuando ayudamos a alguien que lo necesite.El autor plantea su tesis en tres partes:Una de ellas, de carácter más filosófico, expone el porqué una sociedad tiene que basarse en las personas, por y para su felicidad.En otra se hace un análisis de la situación actual a todos los niveles (sanidad, economía, educación, etc.).

Y en la tercera se realiza la propuesta, basada en una transformación en cuatro niveles: nosotros como personas, las empresas y organizaciones, los gobiernos y partidos políticos y el sistema económico-financiero. Vale la pena pensar si podemos encontrar esa unión de la sociedad para logra el bien común.