Mundo Industrial

Exijamos todo aquello a lo que tenemos derecho

Recuerdo con mucha claridad a mi maestro de Economía en los primeros semestres de la universidad, que nos explicaba de manera sencilla, apartado totalmente de las definiciones académicas, qué era la Microeconomía y la Macroeconomía y cómo percibíamos su impacto directamente los habitantes de un país.

Mientras la Macroeconomía nos muestra de manera integral las estadísticas de cómo marcha un país: PIB, Tasa de crecimiento, Balanza de pagos, etcétera, la Microeconomía se enfoca en los individuos y en el impacto que la economía tiene en cada uno: Salarios, Deuda, Poder adquisitivo, Desempleo, Calidad de vida, Precios, etcétera. 

Cómo se ubica nuestro país en ese contexto: De acuerdo con la estadística del Banco Mundial, en 2013 México es la 14ava. economía entre 187 países, sin embargo ocupamos el lugar 87 en el PIB per cápita.¿Qué se concluye de lo anterior? Que a nivel Macro marchamos muy bien, pero a nivel Micro tenemos un rezago impresionante.

En los últimos cinco sexenios, el PIB per cápita ha crecido un promedio de 0.63% anual; a ese ritmo se necesitan más de 100 años para que se duplique esa cifra.

En ese mismo periodo, la población ha crecido prácticamente al doble, de 66 millones en 1980 a 117 millones en 2013.Lo anterior da pie para ubicar la gran oportunidad que se presenta derivado de las reformas constitucionales recién aprobadas; estas tienen que ser la herramienta que nos sirva para cerrar la brecha del rezago e inequidad en el desempeño de la Microeconomía.

Y parece que nadie se da el espacio de mencionar uno de los elementos más importantes de este escenario, el mercado interno; efectivamente, el mercado de consumo en México es de dimensiones tales que es de hecho la gran plataforma de crecimiento que requerimos, y para que detone dicho crecimiento es indispensable fortalecer el mercado interno.

Tenemos que enfocarnos en fortalecer el poder adquisitivo de los consumidores, buscar el ser autosuficientes en los tres sectores de la producción, primario, (recursos naturales) secundario (industria y manufactura) y terciario (comercio y servicios).Hay grandes paradojas: Se acaba de romper el récord mundial de producción de automóviles en México, sin embargo este año se vendieron menos autos nuevos que el año pasado, estamos importando prácticamente el 60% de la gasolina que consumimos, y crecen las importaciones agrícolas a pesar de ser fuertes exportadores en algunos nichos.

Estamos ante una oportunidad histórica de un cambio trascendental; toda la fortaleza que existe hoy en la capacidad manufacturera instalada, tenemos que aprovecharla para beneficio interno, tenemos que lograr que la brecha social disminuya dramáticamente, incorporar la actividad productiva a tantos y tantos jóvenes que hoy deambulan sin anhelos, y que son presa fácil de la delincuencia.

Decidámonos ya a dar ese gran paso hacia una era de bienestar; exijamos como ciudadanos todo aquello a lo que tenemos derecho.

Las generaciones que vienen nos lo agradecerán.