Mundo Industrial

Cuba, 88 años después

Para los que nacimos en los 50´s, pensar que íbamos a ver una apertura de los Estados Unidos hacia Cuba, estaba fuera de toda realidad.

Recuerdo cómo los analistas expertos decían que mientras Fidel Castro estuviera vivo, no existía ninguna posibilidad de cambio en la postura hacia la isla caribeña.

Si bien la visita del presidente Obama es icónica además de histórica, (transcurrieron 88 años desde la visita previa) muchas otras cosas están pasando en paralelo; por ejemplo, a partir del anuncio de la reinstalación de relaciones diplomáticas entre ambos países en 2015, a la fecha ya han visitado la isla más de 160 mil norteamericanos; la prestigiada escuela de negocios Wharton ya realizo dos eventos denominados Cuba Opportunity Summit, a los que asistieron más de 200 inversionistas interesados con una cartera de proyectos del orden de los 20 mil millones de dólares.

Muchos emprendedores y directores de grandes consorcios acompañan al presidente Obama en esta visita oficial: la cadena hotelera Starwood anunció ya una millonaria inversión derivada del acuerdo para operar tres hoteles que son propiedad del Estado cubano, lo que marca un hito en la cooperación entre el cerrado régimen y el sector privado capitalista tan denostado por Cuba.

La apertura que se prevé, incluso antes de que oficialmente se cancele el embargo comercial, (que tiene que ser aprobado por el Congreso de los Estados Unidos) es enorme y abarca desde tecnologías de la información, infraestructura, energías renovables, turismo, mayor cantidad de vuelos directos desde y  hacia diversas ciudades de Estados Unidos.

La inversión ya comprometida y anunciada, rebasa los 2 mil millones de dólares, por lo que la ebullición comercial apenas inicia en ese país.

Se ven lejos aquellos días de la Guerra Fría en octubre de 1962, con la crisis de los misiles y el bloque naval por parte de los Estados Unidos, que tuvo al mundo en el umbral de una guerra nuclear.

Estamos siendo testigos de un hecho extraordinario, que sin duda traerá grandes beneficios a todo el pueblo cubano que vivió por dos generaciones en medio de la anarquía y la opresión. ¡Enhorabuena!