El Sép7imo Rollo

El principito

El problema de cuando crecemos es que olvidamos nuestra infancia y quizá la prueba más clara de eso es ver que muchos padres actualmente pretenden introducir a sus hijos a ese mundo mucho antes, sin importarles prohibirles un derecho universal: el juego.

Con esa reflexión, el director Mark Osborne adapta una de las novelas más conocidas de la literatura universal: El principito, autoría de Antoine de Saint-Exupéry y que de la mano de una animación nos produce al espectador mucha nostalgia y añoranza.

Una niña pequeña está apunto de ingresar a una academia de alta sociedad y para prepararse debe ocupar todo su verano en el estudio.

Como la infante falló por un detalle menor su ingreso, la opción que le resta a su madre es buscar una casa cercana a la escuela y de esa forma ésta quede obligada a aceptarla. Encuentran el hogar ideal para eso, pero junto a otro donde vive un viejo aviador que (aunque al principio la niña ve como un loco) termina por escuchar y admirar por la historia que le cuenta sobre un niño que encontró cuando su avión quedó averiado en el desierto.  

El anciano le cuenta sobre El principito y el viaje que realizó alrededor de varios mundos, a la par vemos a ambos desarrollar un vínculo de amistad y el descontento con el que muchos ven las acciones propias de un niño.Quizá el cuestionamiento de algunos  (y válido para otros como yo) es la incursión de personajes no contemplados en el relato original, pero vale entender que en algunas ocasiones valen esos elementos para darle voz a una historia que muchos no pudieron aterrizar y la fórmula casi nunca es perfecta. 

La animación de stop motion utilizada cuando el aviador narra la historia también forma parte fundamental de la película, pues nos hace recordar la magia de aquellas ilustraciones que aparecen en el libro y que en alguna ocasión pensamos que cobraron vida. 

Haber leído la novela no garantiza que disfrute más o menos la película (si puede aprovechar la coyuntura para verla mejor), aunque está garantizado que le dará un buen sabor de boca. Desde la semana pasada está disponible en las salas de cine comercial de la Comarca Lagunera. 


luis.lopez@milenio.com