El Sép7imo Rollo

Más allá del cine comercial del 2015 II

La cartelera no convencional estuvo llena de buenas propuestas durante la segunda mitad del 2015, pese a que otras esperadas no llegaron (o al menos no me enteré de su exhibición) como la edición 58 de la Muestra Internacional de Cine.

Pero pudimos apreciar la edición número 19 del Tour de Cine Francés a finales de septiembre. Nos mostró de lo más comercial de las películas de aquella nacionalidad con historias de suspenso y lo más profundo con tramas que abordan temas como la migración.

En el primer caso destacan las cintas Un hombre ideal y Un ilustre hombre desconocido, las cuales pese a tener inconsistencias en su trama nos mantuvieron al filo del asiento por hacernos sentir la angustia y alegría de sus personajes principales.Las cintas más profundas fueron Samba, la cual nos introduce en el calvario que debe sufrir un sudafricano como indocumentado en ese país, así como  Marguerite que nos adentra a la vida de un personaje que dio todo por su arte.

El tour trajo consigo los 18 cortometrajes promovidos por Instituto Mexicano de Cinematografía.

El sabor de boca por esa muestra resulta agridulce al notar que existen muy malas producciones (y con buen financiamiento) para algunos de los futuros directores de este país.  La excepción a la regla estuvo presente y en mi opinión la prueba de eso fue el corto “3 Variaciones sobre ofelia”, dirigido por Paulo Rique y que nos transporta a una cafetería donde una mujer evoca varios de los momentos de su vida.

El contraste fueron otras propuestas como La Máquina, propuesta de animación dirigida por René David Reyes García en que expone la historia de un padre inventor y su hijo que parece una copia o parte de una campaña de reciclaje.

Otras exhibiciones importantes las impulsó el cineclub Cuadro X Cuadro del Museo Arocena, entre ellas el documental: David Lynch: meditación, creatividad y paz, el cual resume la gira del director por 16 país. También fue sede de los festivales de cine documental Doctubre y Contra el silencio de todas las voces.

Esperamos que el año que entra la cartelera no convencional sea más nutrida que la del 2015 y que cintas como El despertar de la fuerza (de la que escribiré la próxima semana) no opaquen esfuerzos independientes.

¡Feliz 2016!? 


luis.lopez@milenio.com