Mirada en la red

VIH. Cerremos la brecha

Parte III (última)

Hoy a las 11.00 horas se realizará en el Palacio de la Escuela de Medicina de la UNAM, una jornada de trabajo para conmemorar el Día Mundial del SIDA.

"Cerremos la brecha", ha sido el eslogan que la ONUSIDA propuso, para prevenir y controlar esta epidemia y las demás ITS. La titular del CENSIDA, Patricia Uribe, seguramente comentará los resultados logrados en México, producto de la política pública y de la participación de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC).

México es uno de los que presenta menores tasas de personas con VIH y arroja bajos índices de muertes generadas a partir de que un paciente entra en fase sida.

Desde hace algunos años, entre la población que tiene entre 15 y 49 años, la prevalencia es de 0.24. Se reportan 180 mil personas viviendo con VIH pero se piensa que esta cifra representa poco más del 60% del total. Es decir, alrededor de 68 mil personas podrían ser portadoras del virus, sin saberlo.

Esta es una de las razones por las que se ensayan estrategias para convencer a quienes tienen prácticas sexuales riesgosas a que acepten realizarse una prueba rápida para saber si son portadoras de VIH (conocidas como pruebas rápidas). En caso de arrojar un resultado reactivo, se canalizan para que acudan a realizarse una prueba confirmatoria.

Hasta hace algunos años, ser portador del VIH conducía a la muerte en pocos meses o en unos cuantos años. Hoy, con el vertiginoso avance de los tratamientos a base de antirretrovirales, una persona diagnosticada temprana u oportunamente --y que sigue el tratamiento de manera sistemática-- puede vivir tanto tiempo, e incluso más que una persona que no es portadora del virus.

Desde luego, no solo se trata de tomar el antirretroviral de manera diaria; implica también el uso de condón y lubricante en cada encuentro sexual; la reducción de parejas sexuales; el cambio de alimentación y la activación física, al tiempo que se refuerza con sesiones de terapia individual o grupal, para lograr una alta adherencia al tratamiento.

Recientemente se publicaron resultados sobre un nuevo antirretroviral llamado dolutegravir. Se trata de un comprimido altamente efectivo para evitar la multiplicación (copia) del VIH e incluso se aprecian otras ventajas debido a que genera menores efectos secundarios.

El consorcio farmacéutico ViiV, constituido por las empresas Pfizer, GloxoSmithKline y Shionogi, ha sido el descubridor de este fármaco, pero se advierte que el costo del dolutegravir sólo podrá estar al alcance de los países ricos. El resto, tendrá que conformarse con otros medicamentos menos efectivos. Gajes de otras brechas que no se cierran, mientras el capital gana.