Mirada en la red

Primer año, el corto

Parte II

La semana pasada me ocupé de comentar los principales resultados que en materia de docencia, informó el pasado 3 de marzo a la comunidad universitaria el doctor Jorge Olvera García, rector de la UAEM. También señalé que este primer año, correspondiente a su gestión 2013-2017, se caracterizó por ser un periodo corto, en tanto el doctor Olvera García apenas sumaba 10 meses al frente de la máxima casa de estudios, cuando ya estaba dando cuenta de los productoslogrados. Por ende, que se podía definir como un año lunar y pre-pompiliano, por constar de 10 meses, como todavía sucedía en el siglo VI, antes de la era cristiana.

Para esta segunda parte y por razones de espacio, me enfocaré en tres indicadores de la investigación científicaen la UAEM. La propia institución financió la mayoría de los proyectos registrados, pues de un total de 802, recibieron fondos propios 373protocolos. Aunque el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) es la instancia emblemática que tenemos en el país para contar con apoyo a esta significativa función, únicamente 142 consiguieron presupuesto procedente del Consejo. En contraste, casi la tercera parte (233) del total de proyectos fueron apoyados con recursos procedentes de otras instituciones. Por el contenido de las investigaciones, uno de cada cuatro proyectos abordaron temas-problemas propios de las Ciencias Agropecuarias (25%) y, uno de cada cinco (22%) estuvieron enfocados al área de Ingeniería y Tecnología. Entre estas dos áreas sumaron casi el 50% de los proyectos. Será indispensable promover y apoyar a las demás áreas de la ciencia que se cultivan en la UAEM, pues las cuatro restantes están por debajo del 18%. Mejorar esta proporción y presencia, corresponde a todos los académicos que dedicamos una gran parte de nuestro tiempo a esta función sustantiva.

Uno de los indicadores frecuentemente referido por la universidades públicas consiste en reportar el número de Profesores/as de Tiempo Completo (PTC) que, teniendo el grado de doctores/as, alcanzan estándares de calidad para ingresar y mantenerse en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI). Así que, "pertenecer al SNI" se ha convertido --para propios y ajenos—en una de las metas más acariciadas por quienes ostentan el máximo grado de estudios. La UAEM pasó de 303 PTC en el SNI a 349. Un avance considerable, si se tiene en cuenta que transcurrió menos de un año. Pero casi la mitad de los PTC (47%) que forman parte del sistema nacional referido, colaboran en las áreas de Ciencias Sociales y Administrativas o, en las Ciencias Naturales y Exactas. En las Ciencias de la Salud es donde menor presencia se tiene en este rubro, apenas suman 6% de los SNI. Otra vez, labor individual, colectiva e institucional. Seguimos...