Mirada en la red

El Papa Francisco en México

Pocas horas después de visitar Cuba y de dialogar allí con el líder ortodoxo ruso Cirilo I, Jorge Bergoglio arribará a la Ciudad de México (CDMX) el viernes 12 de febrero, para dar inicio a su estratégica estancia en este país. El Papa Francisco diseñó su visita para lanzar un mensaje hispanoamericano que tiene relación con su orden jesuita en la que se forjó. Por ende, está empeñado en posicionar su óptica entre sus 265 antecesores. Veamos.

1). Se reunirá con el Presidente Enrique Peña Nieto, con el cuerpo diplomático, con representantes de la sociedad civil y otros funcionarios del gobierno. Se trata de un hombre que procede del Estado Vaticano, quien será recibido por el Estado Mexicano. La Santa Sede está especialmente preocupada por mantener su poder (y su verdad) en el continente americano, pues en esta región concentra el 49% del total de los católicos del mundo, es decir, 1,254 millones de personas profesan esta religión. Optó por hacer su primera misa en la Basílica de Guadalupe. ¡Sabe! No debería extrañarnos que el Papa decida hacer más de una visita a México y a varios países latinoamericanos.

2). Mayoritariamente pernoctará en la capital del país. ¿Por? Recibirá las llaves de la Ciudad de México, de Miguel Ángel Mancera. Ello acredita un protocolo para una personalidad como la del sucesor del apóstol Pedro, pero también en tanto una de las ciudades tolerantes en formas de expresión, de orientación y de vida. Visitará el municipio de Ecatepec, Estado de México y, oficiará una misa dominical el significativo 14 de febrero. Se estima que acudirán alrededor de dos millones de feligreses. Nada difícil de lograr pues estará presente en el municipio más poblado de la entidad.

3). Estará en tres lugares emblemáticos: A). En San Cristóbal de las Casas, Chiapas; que remitirá ineludiblemente al año 1994 y al EZLN; al Obispo Samuel Ruiz García y a su mediación en el conflicto armado de aquellos años muertos. ¿Recibirá homenaje póstumo por parte del Papa? Tanto en Tuxtla Gutiérrez como en San Cristóbal de las Casas, entrará en contacto con grupos indígenas de la región. Listo y sensible el Sumo Pontífice. B). En Morelia, Michoacán, lo escucharán sacerdotes, (las siempre relegadas) religiosas, religiosos, seminaristas y consagrados. Después se reunirá con niños(as) y con jóvenes; tendrán que ser ocultados los grupos armados de tan peligrosa región, unas horas, nada más. C). Estará en Ciudad Juárez, Chihuahua; lugar de diversas tragedias y de feminicidios. Enseguida escuchará a presos del Centro de Readaptación Social No. 3. Finalizará con una oración y misa en la "calidísima" sección de la franja fronteriza entre EEUU y México. Una agenda religiosa que dice mucho más, de política, claro, de lo que se ve.