Mirada en la red

Obligatorio

¿Cómo no destinarle unas líneas al único escape que ha ocurrido en el Cefereso No. 1, bautizado como El Altiplano? Parece una maléfica ironía haberle adjudicado una etiqueta como ésa, a un penal –presuntamente de alta seguridad—que, a fuga planeada, inobservada, de alta tecnología, silente y pasada, su epíteto aluda a una meseta de mucha extensión, situada a gran altitud. Grandes son las extensiones que ocupa una de las empresas ilegales más rentables del orbe: el narcotráfico y su contraparte, la compraventa de armamento. Si no ¿cómo avanza de manera tan progresiva?

Extendida está la capacidad de los cárteles para corromper a diestra y siniestra, desde los más bajos niveles operativos, hasta lo más alto del sistema de seguridad penal. Dada su "altura", la ubicación del penal fue generoso al brindar condiciones para que varios brazos y máquinas furtivas lograran escavar un túnel de diez metros de profundidad, por 1.5 kms., de largo, hasta llegar justo debajo de la regadera dispuesta como punto ciego, para uno de los hombres más vigilados del planeta. El húngaro Erik Weisz, nombre verdadero de Harry Houdini, debe estar que no lo calienta este sol veraniego, al enterarse de la segunda "salida" lograda por Joaquín Guzmán.

La Comisión Bicameral llamó a cuentas al titular de la Secretaría de Gobernación y a un conjunto de personalidades que no pueden escapar parcial o totalmente a la oscura fuga del Chapo. A pesar de todas las explicaciones, amplios sectores de la población, con dos dedos de frente, no admiten lo que hasta ahora se han esgrimido. La sorna, la burla, el chiste, la chacota, la guasa, la sátira, el sarcasmo, cuando no la ironía, nutren los mensajes virulentos que ha producido la vox pópuli en torno a esta sorda y ciega evasión. Desde los primeros momentos que se informó de la fuga, internet, a través de distintos sitios de heterogénea cromática, óptica y nivel neuronal, comenzaron a generar "memes", tuits, blogs, notas, videos y comentarios de la más variopinta manufactura.

Su fuga es una noticia que, dada su talla e impacto en muchos aspectos de la vida política, económica, social y contracultural de este país, ha conquistado espacios en otras naciones. Los vecinos del norte (EEUU) están que trinan, porque insisten en que fue la DEA quien lo capturó en 2014, es decir, ellos. Francia, Alemania, Colombia, Brasil, Argentina, España, entre los más sonados, expresan su pesar. Si nos mantenía ocupados(as) y atentos(as) la paridad del dólar frente al peso; el aumento de los precios; el desempleo y el subempleo; la falta de seguridad social en amplios sectores de la población; el empobrecimiento de la población y demás asuntos que afectan nuestras vidas cotidianas, esta segunda fuga del Chapo, lo eclipsó todo. Un tema ineludible.