Mirada en la red

Clinton Vs Trump Parte II

Lo que vimos en los tres debates televisados y "viralizados" a través de las redes sociales, entre los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos de norteamérica, Hillary Clinton y Donald Trump, fueron tanto posiciones ideológicas, como una serie de acusaciones y revires de imputaciones entre la demócrata y el republicano. En política, ellos y ellas procuran cuidarse; también se amurallan para evitar que salgan a la luz pública montañas de transacciones, reuniones, vínculos, operaciones, acuerdos y comunicaciones, pues los contrincantes pueden averiguar para provocar desprestigio y desánimo. Siempre fallan, a la hora de esconder.

La táctica es comprar información, sea mediante dólares o bien a través de promesas de negocios o de posiciones que siempre operan como el "ábrete, sésamo" en el mundo de la política global y local. Nunca mejor traída esa expresión: en uno de los relatos de "Las mil y una noches", la boca de la cueva donde estaba el tesoro robado por los 40 ladrones, estaba sellada y, se vencía –como hoy– a través de las palabras.

La posición geopolítica que durante poco más de un siglo han tenido los Estados Unidos de Norteamérica, ha constituido un elemento axial en los debates entre republicanos y demócratas. Estos asuntos tienen una resonancia sobre el electorado, a tal punto que no es fácil encontrar otras elecciones similares en el mundo "democrático". Veamos: Las migraciones, a pesar de quienes tienen corta o nula memoria, continúan coloreando suelo estadounidense, desde el mismo surgimiento de la nación norteamericana. Jamás se han detenido las migraciones, punto; nunca y, hasta por voluntad de los propios estadounidenses, con muchas ventajas para su país.

La lucha contra el terrorismo y sus diversos grupos, va a continuar porque los Estados Unidos tienen intereses (y los han tenido históricamente) allá donde existen recursos naturales para su utilidad y apropiación; son potenciales negocios con países aliados, capaces de espolear todavía más el modelo neoliberal en el resto del orbe. Los tratados comerciales con gran parte del planeta tienen que ser revisados para ver de qué manera obtienen más ventajas; no les basta el saldo logrado, quieren más.

De la lucha contra el narcotráfico –que no el consumo de drogas, porque ellos van a la cabeza– a la producción y venta, hay que ajusticiarla. La posición ante Rusia y el gobierno de Vladimir Putin, genera preocupación en el bando demócrata, pero una parte de los republicanos quiere otras rebanadas que ofrecen los rusos. Seguiré...