Mirada en la red

Campañas políticas para México

Parte II

Los anuncios políticos electorales (spots) se reactivaron debido al arranque de la campaña por la Presidencia de México. Adicionalmente sobreviene otro alud de spots desde días pasados, por las demás candidaturas a: diputaciones, senadurías gubernaturas y presidencias municipales.

El bombardeo al que estamos sujetos en esta ocasión será de dimensiones pantagruélicas, aunque el que se llevará las palmas –por el interés ciudadano que levantará, Freud mediante— será el que tiene que ver con la lucha por la silla presidencial.

Hay que tener en consideración que cada uno de estos recursos mediáticos utilizados para pedir el voto ciudadano, reviste una especial complejidad y desafío.

Se trata de:

I). Llamar la atención del electorado

II). Identificar ante la audiencia al emisor del mensaje (candidato-partido-alianza), es decir, quién está lanzando el mensaje

III). Colocar una problemática, hablar de ella o bien, hacer que la audiencia la recuerde o la tenga presente mediante unas cuantas frases o imágenes

IV). Ofrecer o trazar una o más soluciones; un próximo escenario mejor que será de beneficio directo para el votante y/o para el país en general

V). Intentar que los escuchas o video-escuchas ciudadanos, que todavía no deciden su voto o que tienen dudas sobre uno o u otro candidato(a), vislumbren la posibilidad o la convicción de emitir, en fecha próxima, su sufragio por el candidato(a)-partido-alianza que les está hablando y,

VI). Cerrar el mensaje con el eslogan o frase que distingue a cada candidato(a).

Seis componentes tienen un spot. Además, es indispensable condensar y enunciar en un máximo de 31 segundos, dichos elementos de manera casi coherente.

No hay más espacio temporal que eso. Por ello, los anuncios de este tipo, esencialmente están dirigidos a persuadir; a mover ideas o cierta información seleccionada, parcial y/o descontextualizada que elige cada candidato(a), con el único propósito de zarandear las emociones del electorado indeciso o de primera ocasión, hacia la causa de quien está hablando.

¿Qué hemos audiovisto?

Los tres candidatos y la candidata han referido algunos de los muchos problemas que nos aquejan y que siguen retozando con fuerza ¿Por qué esta ocasión sí comenzarán a resolverse? He aquí el embrujo de las campañas.

Seguiré...