Los correos del público

Los correos del público

Basta de corrupción

Cuando en 2012 concluyó la gestión de Andrés Granier Melo como gobernador de Tabasco los recursos económicos estatales se encontraban saqueados y ello generó una gravísima crisis en el sistema estatal de salud, al quedar los hospitales sin recursos para la adquisición de medicamentos y materiales quirúrgicos; miles de pensionados y trabajadores estatales no podían cobrar sus pensiones y salarios, y proveedores del gobierno estatal exigían los pagos por la venta de sus productos y servicios sin poder cobrar, todo por la corrupción. Este es solo uno de los miles y miles de casos de corrupción en México en los que se han visto envueltos numerosos miembros de la clase política y de los partidos. En Jalisco también tenemos muchísimos casos de corrupción y que la gran mayoría de ellos jamás fueron perseguidos y castigados, prueba de ello es que aún están pendientes de resolverse las 12 denuncias por irregularidades y presuntos delitos por más de 7,500 millones de pesos de la anterior administración del Gobierno del Estado. Por ello, cuando los ciudadanos exigimos respuesta a los problemas y necesidades de salud física y mental, educación, seguridad pública, asistencia social, transporte público, entre otros, los funcionarios estatales y municipales siempre nos dicen que no hay recursos suficientes.

No podemos seguir así, los ciudadanos debemos y necesitamos erradicar la corrupción e impunidad y para ello necesitamos dedicar parte de nuestro tiempo a estudiar, organizarnos y emprender acciones eficaces para acabar con este grave cáncer social.

José de Jesús Gutiérrez Rodríguez

 

TAE

Soy una maestra que desde 2006 promoví ante el impoluto TAE del Estado de Jalisco un juicio contra la SEJ y la desaparecida Carrera Magisterial, ahora Servicio Profesional Docente, ya que dicha Secretaría de Educación tuvo a bien cancelar mis pagos por supuestos cambios en mi estatus laboral en ese tiempo. El juicio me fue aceptado hasta el año siguiente con número 1571/2007 B. En 2011 se les venció por primera ocasión y la SEJ se amparó promoviendo el reinicio del caso, pero ahora enviándonos a localizar funcionarios y oficinas en el DF siendo que el asunto radicaba en Jalisco. Se les venció en 2014 en el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa y del Trabajo del Tercer Circuito en Ciudad Judicial de Jalisco, obligándolos a cumplir las condiciones del juicio, según laudo definitivo en cumplimiento a la ejecutoría del amparo directo 327/2009; la SEJ se niega a cumplir dicho laudo y en este momento y por disposición del mismo Juzgado Segundo de Distrito mi expediente es enviado a Sinaloa para que allá se desahogue y se determine mi situación jurídica, pero acepta otro amparo de SEJ para que el juicio se vuelva a retomar aquí; el mismo juicio se está llevando a cabo en dos entidades federativas distintas y podría haber dos resoluciones distintas. Al preguntar en el juzgado que por qué sucedía dicha irregularidad contestaron que así lo decidieron. Estoy segura que para que la justicia se haga presente y la Comisión de Derechos Humanos me acepte una queja debo ser funcionario corrupto o narcotraficante y no un ciudadano buscando justicia.

Celina Graciela Lomelí Ledesma