Los correos del público

Los correos del público

Corrupción

Reconociendo que la corrupción socava la democracia y el estado de derecho, lleva a violaciones de derechos humanos, distorsiona mercados, erosiona la calidad de vida y permite que prosperen el crimen organizado, el terrorismo y otras amenazas a la seguridad humana, la ONU el 31 de octubre de 2003, proclamó al 9 de diciembre como el Día Internacional Contra la Corrupción. Se estima que cada año se paga un billón de dólares en sobornos; que se roban 2,6 billones de dólares anuales mediante la corrupción, suma que equivale a más del 5 por ciento del PIB mundial y se calcula que en los países en desarrollo se pierde, debido a la corrupción, una cantidad de dinero diez veces mayor que la dedicada a la asistencia oficial para el desarrollo. Sabemos que en México innumerables servidores públicos han sido denunciados, están prófugos o están siendo procesados con mínimas o nulas posibilidades de que sean sancionados y que regresen lo que “legal” e ilegalmente se llevaron en perjuicio de los ciudadanos.

Y en Jalisco, seguimos esperando hasta cuándo el gobierno estatal decida actuar para que los más de 7,500 mdp que la Contraloría de Jalisco detectó en el último año de la administración de Emilio González Márquez como daño patrimonial al presupuesto estatal sean reintegrados, sancionados los responsables y así puedan dichos recursos aplicarse para resolver los problemas y satisfacer las necesidades de los ciudadanos.

José de Jesús Gutiérrez Rodríguez

 

Ética en organizaciones

En ocasiones hemos escuchado la frase: “Esta persona no tiene moral” o “Qué falta de ética en esta decisión” cuando se ha cometido un acto reprochable socialmente.

Comencemos diferenciando la ética con la moral. “La ética aplicada constituye una parte de la filosofía, que reflexiona sobre el hecho moral, estudia los valores que representan lo que es bueno individual o comunitariamente, nos indican lo preferible, no lo obligatorio. En cambio, la moral estudia las normas, expresan juicios que prohíben o mandan socialmente un determinado comportamiento”. (Gilli, 2011). 

La ética en los negocios representa una convicción de quienes participan, acerca de los propios valores universales; que sea su propia decisión que los lleve a comportarse de manera honesta, justa, responsable, etc., lograr esto, significa aprenderlo.

Kohlberg 1979, en su teoría del desarrollo moral, menciona que las personas llegamos a comportarnos moralmente en etapas: 1. Preconvencional, en la cual nuestras decisiones se basan en obtener un premio o por miedo al castigo. 2. Convencional, en donde el razonamiento se enfoca a la importancia social de las normas impuestas. 3. Postconvencional, en donde nos comportamos con base en valores éticos universales.

¿Cómo lograr comportarnos éticamente en la etapa tres? A través de la reflexión y el significado de no dañar a otros. Realizando negocios basados en conductas éticas que permitan ganar-ganar y rechazando procesos anti éticos como la manipulación y la corrupción. Logrando el éxito económico, haciendo los negocios transparentes, con normas legales explicitas y valores éticos que beneficien tanto a la empresa como a la sociedad.

Lilia C. Coss y León