Los correos del público

Los correos del público

Vandalismo

¿Por qué los mexicanos imitamos lo peor de otros países? Por ejemplo, aquí en la ciudad, los vándalos toman como pretexto que es Halloween para agredir las unidades del transporte público, y las agreden arrojándoles piedras y huevos podridos, y creando el caos porque los choferes se niegan a seguir brindando el servicio, dejando varados a miles de usuarios, y lo peor de todo es que nadie hace nada, las autoridades brillan por su ausencia, los usuarios no denuncian y los medios de comunicación no informan nada, al día siguiente ni en radio, ni en televisión, ni en el periódico, no hacen mención de lo ocurrido en la noche de Halloween, y esto lleva ocurriendo ya varios años, qué tristeza me da que los mexicanos Imitemos lo peor de otros países.

Leonardo Martínez Arriola

 

Elecciones

En mi opinión ganará Trump. Y no es que simpatice con semejante troglodita, pero es que como ocurre con frecuencia, los genios de la demoscopia fallarán. No olvidemos que Jeremy Corbyn fue acribillado, inhumado –en sentido metafórico-y destituido por la clase política y los “líderes de opinión”, pero rehabilitado por las bases. Porque al ciudadano medio norteamericano, poco le importan los deslices sexuales, verbales y gimotescos del aspirante a Führer, como la suma de su bolsillo, y éste es el único que le ofrece regresar a territorio apache los empleos exportados por la terciarización. No cumplirá, es de suponerse, como no le cumple al pueblo llano ningún político, salvo honrosas excepciones, porque todos sirven al dinero. Es más, el magnate será incapaz de traicionar a los de su especie, de lo contrario podría enfrentar un impeachment, “causales” no faltarán, porque rarísimo es el político que no guarda algún cadáver en su closet.

La crisis terminal del capitalismo necesita de mano dura, esto es, un estado militarizado que detenga las inconformidades que abonarán a la insurgencia social, con consecuencias devastadoras para las bases del capitalismo. Y de los dos candidatos, el perfil más cercano a las necesidades de extender la agonía del sistema económico, no es la reina del establishment.

Pero a la par, cada época crea también sus titanes, y serán las medidas draconianas que impulsará el nuevo inquilino de la Casa Blanca, las que impulsen nuevos liderazgos sociales que le darán el cauce adecuado a la insurgencia civil, que por desgracia no podrá ser pacífica, como no lo es jamás la acción del Estado y su aparato represivo. Momentos aciagos se ciernen sobre el planeta, y no son sólo políticos y económicos, también medioambientales, y si la rueda de la historia se desliza por su propio impulso, entonces el resultado será la reorganización de la sociedad bajo nuevas bases, si antes un loco, y me refiero al multicitado, no resuelve la crisis del capitalismo con el método habitual: guerra mundial, que podría degenerar en el uso de armas de destrucción masiva. En fin, a los ciudadanos de a pie, como yo, que no tenemos refugios subterráneos equipados, sólo les resta decidirse a participar del lado correcto o aguardar pasivamente que un puñado de ambiciosos y dementes, destruya nuestro hábitat, poéticamente llamado el planeta azul.

Gustavo Monterrubio Alfaro