Los correos del público

Los correos del público

Vivienda digna

El artículo 4º constitucional establece que “Toda familia tiene derecho a disfrutar de vivienda digna y decorosa”, que se lee justo y congruente, pero la realidad es otra para la mayoría de ciudadanos. Encontramos el extremo de viviendas miserables de 9.5 metros cuadrados, como las que el Ayuntamiento de Tepic les ofreció a trabajadores indígenas de la localidad, otras de menos de 30 metros cuadrados, muchas construidas con materiales de pésima calidad que en poco tiempo generan cuarteaduras, filtraciones de agua y hundimientos, entre otras calamidades; viviendas enclavadas en desarrollos habitacionales sin escuelas, parques, servicio de transporte público, etc.

Pero también el mismo artículo constitucional señala que “La Ley establecerá los instrumentos y apoyos necesarios a fin de alcanzar tal objetivo”, lo que implica que los legisladores y las autoridades deben garantizar este derecho a los ciudadanos, pero otra vez la realidad nos dice otra cosa; existen inmorales empresarios de la industria inmobiliaria que en contubernio con corruptos funcionarios y magistrados logran ofrecer en venta vivienda indigna y de pésima calidad a personas pobres y necesitadas.

Por ello son destacables dos hechos recientes: uno, el que la Suprema Corte de Justicia de la Nación este revisando la Ley del INFONAVIT por atentar contra la obligación del estado de proveer crédito barato para vivienda y dos, el que el Ayuntamiento de Tlajomulco haya aprobado una nueva política de vivienda con la que ya no se permitirá vivienda de baja calidad, ni con dimensiones menores a 90 metros cuadrados. ¡Bien!

José de Jesús Gutiérrez Rodríguez

La población envejece

El 11 de julio se celebró el Día Mundial de la población, este año la preocupación está centrada en las dificultades que enfrentan las adolescentes al convertirse en madres. Se ha incrementado el embarazo en adolescentes, el 2.3 por ciento son niñas de 12 años. El bebé fruto de una niña trae problemas a la familia y a los gobiernos, se pierde una futura profesionista, el hijo tendrá grandes dificultades en su formación, presentará problemas con la autoridad. Otro tema  que preocupa a los gobiernos es que la población mundial envejece, se estima que para el 2050 se duplicará la cifra de personas mayores de 60 años. El incremento de la esperanza de vida y en algunos países la baja tasa de natalidad está originando un crecimiento acelerado de personas octogenarias, lo que representa una carga creciente para el sistema de seguridad social y la asistencia pública, incrementa las  dificultades al sistema de salud y a la economía. Los países en vías de desarrollo como el nuestro y los de primer mundo cargan con enfermedades crónicas. Resumiendo las áreas de las políticas públicas que deben prepararse los gobiernos son: las políticas de pensiones, salud y cuidados de larga duración, empleo, migración e integración y desarrollo de infraestructura.  Sociedad y gobierno debemos prepararnos para que no se convierta en un desastre sino en una nueva oportunidad de encontrar caminos para que los jóvenes convivan con los viejos. El envejecimiento de la población puede suponer un desastre o una oportunidad, dependiendo de cómo la sociedad se prepare para ello.

Rosa Chávez Cárdenas