Los correos del público

Los correos del público

Cuestión de semiótica

El viaje del presidente Peña Nieto a Canadá a la cumbre de líderes de América del Norte resultó para las redes sociales motivo de memes. La campaña en su contra es evidente, comparten fotos truqueadas, se burlan de su baja estatura, lo tachan de ignorante, de no hablar inglés, que se la pasa en viajes, de comprar el avión, de estar en contra de la educación, de la economía, la corrupción y los malos manejos. La falta de respeto, la burla, el ataque desmedido para quien gobierna México es consecuencia de un país en adolescencia que ahora puede expresarse, pero también de una campaña y las redes sociales son la mejor catarsis. Estamos en un momento político de falta de credibilidad al gobierno, de crisis económica, estamos en recesión y pendemos de un hilo. Pero no protestamos por la falta de prudencia del presidente Obama, interrumpió a Peña Nieto para contradecirlo cuando hablaba de los populistas y demagogos que ofrecen soluciones fáciles y buscan destruir lo construido, sabemos que se refería a López Obrador y seguramente a Donald Trump. Obama se ostentó como populista, se le hizo agua la boca de autoelogios, pero el término es cuestión es de interpretación. Para Obama es una cualidad de líder que trabaja por el pueblo. En español, populista es un término peyorativo, del merolico, del político en campaña que promete y  no cumple. Es obvio que Obama está en campaña, en Estados Unidos se permite que abiertamente apoye al candidato de su partido. Pero la preocupación en nuestro país es la campaña de desprestigio contra el presidente y esa campaña no le hace bien a México, ahuyenta el turismo y las inversiones. López Obrador ya anunció su plan B, dejar el país en ruinas para el siguiente gobierno en caso de que él no gane la presidencia. Conmigo no cuenten para esa campaña de desprestigio, yo pongo mi grano de arena para levantar la autoestima de este país que tanto quiero, mal administrado y que ha sido saqueado. Los presidentes van y vienen, vámonos uniendo para hablar de lo bueno y pronto cambiará lo malo y no se trata de ignorar los problemas. Los invito a presumir esta gran nación que tiene tanto que ofrecernos, la paz interior nos pertenece.

Rosa Chávez Cárdenas

Pobre político

La famosa frase del profesor Carlos Hank González “Un político pobre es un pobre político” bien podría tomarse como la favorita de los políticos corruptos, en especial de su partido el PRI, su frase está siendo tomada la pie de la letra por sus descendientes, pues ahora son los principales prestamistas de gobierno aprovechando que Peña Nieto abrió la puerta para que los estados puedan incrementar su deuda con una garantía del gobierno federal.

La familia Hank González, por medio de sus bancos Interacciones y Banorte, son acreedores del  45 por ciento de las deudas de los estados y municipios, hace 10 años apenas tenían el 9 por ciento de la cartera, parece que a varios gobernadores les gustó la magia que hicieron con Humberto Moreira en Coahuila donde pidieron 35 mil millones de préstamos siendo Interacciones y Banorte los principales prestamistas y nadie supo dónde quedaron, pues tal vez nunca salieron de los bancos, les hicieron su guardadito, para que Moreira y muchos gobernadores priistas no vayan a ser políticos pobres.

Alejandro R. Chávez Pérez

acentos.gdl@milenio.com

Los textos no deben exceder los mil caracteres: Si el autor omite nombre, dirección y teléfono no serán publicados