Los correos del público

Los correos del público

Carta

Sr. C. Óscar Villalobos, Director de Inspección y Vigilancia del Ayuntamiento de Guadalajara:

Queremos alertar a ustedes del atentado a la paz pública y a la sana convivencia de nuestras familias ocasionado por la operación del Bar Luccas, ubicado en la calle Terranova 1366 entre las calles Milán y Colomos, en la colonia Providencia.

Esta taberna opera las noches del miércoles a sábado, hasta las 8 o 9 de la mañana del día siguiente.  Al lugar acuden personas que ingieren bebidas alcohólicas y que salen del lugar en completo estado de embriaguez para orinar y vomitar fuera de nuestros domicilios o automóviles.  Nos hemos cansado de  reportar a la policía de la zona los desórdenes y el estrépito de sus clientes, ya que constantemente presenciamos peleas y situaciones violentas acompañadas de palabrotas/gritos de auxilio de jovencitas. Constantemente al amanecer encontramos a algún borracho tirado en la calle, inconsciente junto a las bolsas de basura.

Las familias que acuden a desayunar los domingos al restaurant ubicado al frente tienen que presenciar los tambaleos y gritos de los últimos que salen borrachos a plena luz del día o que siguen bebiendo en la vía pública. Policías municipales a los que les hemos acudido señalándoles la vergüenza de ver clientes del Luccas bebiendo u orinándose en la banqueta, nos han dicho: “es que tan pronto nos acercamos, ellos corren para adentro”. Además de los indecentes espectáculos que presenciamos con las alegres damiselas que allí acuden, tenemos que aguantar las rebosantes bolsas de botellas de licor vacías que diariamente aparecen en la banqueta. El cuadro se completa con los pepenadores que las destrozan y riegan por todos lados. Los guardias de seguridad de negocios vecinos que también reportan este desastre dicen que “a veces la patrulla se detiene, los policías entran y se van, y nada pasa”. Hemos visto que después de breves clausuras y del algún trámite administrativo el bar sigue operando como si nada. Al lugar acuden coches lujosos y clientes, aparentemente de giro negro, que nada tienen que hacer en una colonia residencial familiar como la nuestra.

Gracias por sus gestiones para que este lugar, que es una amenaza para nuestras familias, sea clausurado definitivamente.

Asociación de Colonos Providencia

 

Metiches y cuaternarios

No es posible que en pleno siglo XXI todavía haya vestigios de metiches cuaternarios que hasta lo que no comen les hace daño. Lo afirmo por la gran cantidad de homofóbicos que pululan en México y en algunas naciones generalmente subdesarrolladas, donde se acentúa el fenómeno de atacar y denostar por varios flancos  a la comunidad gay,  personas que tienen la misma calidad humana que cualquier heterosexual. Las iglesias en y en algunas otras sectas también abundan los homosexuales y hasta pederastas, pero muchos de ellos bajo la luz y secrecía. Las víctimas son   seres humanos   que  son tildados de  fenómenos humanos, enfermos psicópatas y algunas  entidades radicales los llegan a proyectar como satánicos, con el ‘argumento’ de que fueron creados por el  mismo demonio.

Con motivo de la masacre de Orlando empezaron a circular ‘memes’ en redes sociales donde escenifican que las balas disparadas contra los fallecidos tenían forma de penes.

El abominable evento causó mucha risa y  mucha gracia, ¿humor  mexicano? o estupidez exacerbada.

Francisco Benavides Beyer