Los correos del público

Los correos del público

Libertad

El diputado independiente Pedro Kumamoto declaró que la decisión del presidente Peña Nieto de permitir el uso medicinal y aumentar la portación de cannabis sativa de 5 a 28 gramos es un “paso tímido” que llega muy tarde para subsanar la libertad negativa en el uso medicinal, recreativo o lúdico. Libertad negativa es la ausencia de obstáculos. Es un atributo de agentes individuales mientras que la libertad positiva es atributo de las colectividades, o de los individuos considerados como miembros dados de colectividades: “si no se entiende orgánicamente toda la situación, podríamos estar entrando en una trampa”, dijo el Cardenal Robles Ortega desde su posición en defensa de la libertad positiva.

No podemos dejar de mencionar a Isaiah Berlin que en las décadas de los 50 y 60 del siglo pasado profundizó en los conceptos de libertad negativa y positiva que usamos para caracterizar a Kumamoto y al Cardenal que consideramos preclaros defensores en sus respectivas trincheras al calor de sus dichos en MILENIO (25/04/16). Así, consideramos que también la libertad positiva tiene “trampas” pues, ¿es posible para el estado promover la libertad positiva de sus ciudadanos con autovigilancia?, ¿es deseable para el estado ejercer coerción para lograr lo anterior?; para los clásicos liberales como Humboldt o Stuart Mill responden que no es función del estado ejercer de policía médica ya que se instalarían Comités de Salud Pública jacobinos con su guillotina en la plaza pública. El concepto de libertad negativa es la más común defensa de las libertades constitucionales en las típicas democracias liberales, como libertad de movimiento, libertad religiosa, libertad de palabra o libertad de fumar mota. Cuando vemos que no es necesario ver a una sociedad como democrática liberal para alcanzar el autocontrol ciudadano si adoptamos una concepción orgánica de la sociedad como propone el Cardenal cuando se piensa en una colectividad como un organismo vivo, y este organismo actuará solo racionalmente en el perfecto control de sí, donde los gobernantes, sus sacerdotes, sus élites económicas y culturales serán el cerebro del organismo. En este caso, la mayoría podría ser oprimida en nombre de la libertad. Cuando el PAN se manifiesta en contra de la postura de aprobar el “paso tímido” de los 28 gramos nos viene a la mente el viejo integrismo orgánico de la derecha no progresista.

Por último, para algunos libertarios e igualitarios liberales, la libertad es un bien global. Esto sugiere que más libertad es mejor que menos libertad, y que la libertad es uno de esos bienes que una sociedad liberal debe distribuir de una cierta manera entre sus individuos. Con sus asegunes regulatorios, fumar mota significa menos dominio para el estado y sus instituciones coercitivas que veremos pronto al poner en libertad a más de 2,000 presos por haberse echado unos churros.

Emilio Pérez Ramos

 

Casos

Hace unos días salió el plagio de docente de la UdeG, eso no es raro ¿harían una investigación un poco más extensa tanto en los libros que publica la misma editorial y las tesis? Encontrarán cosas muy interesantes. Las llamadas del banco, cada 10 o 15 minutos, por más que les dice uno que no vive la persona y dando el teléfono donde pueden localizarlo no hace sino llamar con más ahínco a su servidor, dicen que no contestan en el nuevo número, ¿se podra hacer algo para estos nefastos usos del teléfono? Sobre los Panama Papers, ¿hará el gobierno algo sobre el asunto?}

Miguel Ortiz