Los correos del público

Los correos del público

Maltrato infantil

No existe etapa más feliz que la infancia, en teoría. No podemos negar que muchos niños sufren abandono, abuso sexual y explotación por parte de los adultos. La infancia es la etapa más importante del desarrollo, es cuando se siembran las bases para la seguridad y la confianza en sí mismo. La Convención sobre los Derechos del Niño destaca la importancia del desarrollo del niño en la primera infancia, enfatiza en el derecho a un nivel de vida adecuado para su desarrollo físico, mental, moral, social y espiritual. Adquiere importancia mayor  la promoción y defensa de los derechos de la infancia, el desarrollo cognoscitivo, social y emocional. Para tal fin, la familia requiere la atención de los gobiernos y organizaciones. Pero, qué paradoja en estos tiempos, con tantos métodos de prevención, planeación del embarazo y tenemos un gran problema, se han incrementado los embarazos en las niñas. Como padres imaginemos lo que significa que una niña quede embarazada producto de una violación o de la ignorancia. En este ejercicio de reflexión, los invito a ponerse en los zapatos de los niños a pensar lo que sufren cuando ven a discutir a sus padres, los niños toman el rol de los padres tratando de que alguien mantenga la cordura, esos niños en su rol de “hijos parentales” cargarán  las consecuencias de no haber disfrutado su infancia. En su vida adulta repetirán patrones de conducta, violencia, adicciones, en el opuesto se volverán cuidadores, codependientes, cargando inseguridades, buscando el reconocimiento y el amor que no recibieron. Que este Día del Niño nos sirva de reflexión para defender su derecho a ser felices, necesitan expresiones de amor, reglas y límites y una autoridad congruente, las demostraciones de amor, la presencia de los padres valen más que el juguete más caro

Rosa Chávez Cárdenas

 

En defensa del JIS

Sugiero al señor a quien le horrorizan las caricaturas de JIS dar simplemente la vuelta a la página y ya, todos contentos...

Guillermo Levine

 

Eruditos

La caricatura de Rapé titulada “Eruditos” (Milenio 3 abr.) se enmarca en una serie de reacciones de diferentes sectores ante la declaración de Virgilio Andrade, secretario de la Función Pública, quien afirmó que “La corrupción en México era cultural”. Ha habido numerosas réplicas de políticos, entre ellos el presidente nacional del PAN, periodistas, entre ellos de Radio Imagen y de otras personas “importantes”, que se han rasgado las vestiduras y solo han reflejado su incultura.

Se suele limitar el concepto de cultura a la erudición y a la proveniente de estudios. El concepto de cultura más práctico es: “lo que aprendemos en nuestra familia y en nuestro entorno”. En este sentido por supuesto que la corrupción es cultural, y está cebada por la impunidad. La obesidad y patologías asociadas son también consecuencia de la cultura alimentaria, también lo es la falta de civismo y múltiples problemas prevalentes más. Es doloroso reconocer el hecho, pero es estúpido tapar el sol con un dedo. El remedio es la educación pero este sector a diferentes niveles está infiltrado también por la corrupción. La educación en el hogar es clave. La religión no ha servido de mucho, el país presume su religiosidad y simultáneamente alcanza altos índices de corrupción.

Agustín Ramírez Álvarez