Los correos del público

Los correos del público

Opinión

Hace unos días me enteré de que el gobierno federal tiene la intención de cerrar, desaparecer o simplemente quitar los tribunales agrarios y que por eso es su falta de atención al público y el descuido del campo y con ello la alimentación del pueblo mexicano, y que dada la partidocracia que hay en México para sostener la dictadura perfecta está cercano el día en que nos quedemos sin tribunales del sector agrario, que aunque malos algo hacen para apaciguar a los campesinos y atarantarlos con la tardanza de sus asuntos y que es precisamente por eso por lo que se da de baja personal de esos tribunales que nunca se suple con otro, que el personal que queda funcionando tiene que hacer aparte de su trabajo el del personal corrido y que la carga laboral estatal que un acuerdo de mérito le tarda tres meses en acordarse, al grado de que un magistrado unitario tiene que cubrir el trabajo de su tribunal y otro que carece de él, estando quince días en uno y quince días en otro, y al final no está en ninguno y no acuerda lo de ninguno porque apenas empieza a conocer de los asuntos de un tribunal cuando ya se tiene que ir al otro y termina por no conocer nada de nada.

Luego nos viene Alejandro Encinas con un proyecto de que los tribunales sean absorbidos por la ridícula Suprema Corte de Justicia, sin que se siga si como juzgados de distrito o como tribunales unitarios y el personal en donde va a quedar porque la Suprema Corte en el caso de que aceptara va a poner su gente y la de los tribunales, ¿dónde va a quedar? O simplemente lo van a correr y con esa inestabilidad ¿quién trabaja? Y ¿con qué calidad hace su trabajo?

Por otro lado, ¿cómo es posible que Alejandro nos viene ahora con ese proyecto si cuando estuvo dirigiendo el Distrito Federal su labor fue muy opaca, cómo pretende que ahora creamos en las bondades de su proyecto, tan gris su trabajo, tenemos los arguendes de los fraudes con la línea 12 del metro. Con esos personajes es como Chayito Robles pretende su tan cacareado progreso social anunciado con bombo y platillo hace unos meses, francamente, como dicen en mi rancho, a otro perro con ese hueso.

Lo grave de este asunto es que eso se refleja en toda la administración pública y vean cómo andan los tribunales del fuero común también con acuerdos de tres meses de duración y las agencias del Ministerio Público, que ya no se sabe si dan coraje, risa o vergüenza, y para colmo con Almaguer y su decantada honorabilidad y buen servicio al grado de que en sus visitas a la penal deja los grupos de la policía sin elementos para que lo cuide y él lleva a los agentes de la policía investigadora a giras que poco o nada sirven y vacíos los grupos de trabajo y si no me dan la orden vayan a ver a los grupos como no tienen gente para atender el trabajo. Tal parece que de lo que se trata es de que la gente se haga bolas con sus asuntos.

La vez que personalmente vi a Almaguer es la penal llevaba como cien agentes de guaruras y los grupos sin gente.

Salvador Casillas Maciel

Fax: 36 68 31 05
acentos.gdl@milenio.com
Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.
Los textos no deben exceder los mil caracteres: Si el autor omite nombre, dirección y teléfono no serán publicados