Los correos del público

Los correos del público

Denuncias
Entre las irregularidades denunciadas por asociaciones civiles, la preocupante es que una licenciada en Diseño Industrial Gráfico sea la que esté a cargo de la Unidad de Protección Animal Zapopan. Independientemente de los conflictos entre estas AC y las presiones que ejerzan sobre la autoridad, sobresale el escaso sentido común del alcalde Pablo Lemus en la designación o mantenimiento de funcionarios. ¿O cree necesario que le digan que el responsable del gran Centro de Salud Animal que anunció debe ser un Médico Veterinario?
Agustín Ramírez A.

Transporte público
¿Quién controla a los choferes del transporte público? Al parecer nadie, y lo que es peor que no se ponen al volante para prestar un servicio, sino para convivir con la ansiedad y el estrés laboral, lo que los encapsula en las presiones y eventualidades cotidianas, sumemos el caos vial de el Área Metropolitana de Guadalajara, y el resultado es calamitoso.

Es común que choferes de la ruta 636 (no es la única, ni todos los choferes) a diario no terminen el derrotero en Herrera y Cairo, sino viren en Jesús García hacia Mariano de la Bárcena o González Ortega y continúen hasta Herrera y Cairo. He escuchado a usuarios mentar madres porque dicen tener más de media hora esperando en Santa Mónica. A su vez, cuando inician el recorrido, si hay un tapón en cualquier tramo entre Herrera y Cairo y Federalismo, dan vuelta en Contreras Medellín o Mezquitán, y en cualquier calle con sentido oriente poniente retoman Federalismo; es común que continúen por esta avenida hasta circunvalación. El no levantar pasaje o bajarlo donde se les antoja, se ha convertido en un calvario cotidiano para los usuarios, con los consecuentes perjuicios para éstos: laborales, sociales, escolares, médicos, etc.

La flamante Secretaría de Movilidad sólo sirve de florero, pero florero de lujo, pues a los contribuyentes nos costó el 2015 $ 614,438,242. Tanto los permisionarios como las autoridades estatales y municipales son corresponsables del servicio de transporte público, por lo tanto, cada uno puede implementar diversas medidas para solucionar el problema. Los permisionarios sancionando a los choferes que no cubran el derrotero completo o lo alteren, no levanten pasaje, esto incluso perjudica al permisionario, pues son ingresos que no percibe. En lo que respecta a la Secretaría de Movilidad y a la coordinación municipal de Proyectos de Movilidad y Transporte, tan simple como asignar agentes viales, de preferencia femeninos, que son menos proclives a la corrupción, en los cruceros de Jesús García y Mariano de la Bárcena y González Ortega, en Santa Mónica entre Jesús García y Herrera y Cairo, y entre esta calle y Federalismo, así mismo en el tramo de Federalismo entre Avila Camacho y Circunvalación.

Estos agentes deben aplicar la ley de movilidad y sancionar a los choferes que incurran en faltas, incluso si los usuarios denuncian directamente con ellos alguna conducta que amerite sanción.

Dichos agentes deben estar en esos lugares durante la mayor parte del día, porque sí sólo están por unas horas, no servirá de nada.

Con el pésimo servicio que prestan y el deplorable estado físico y mecánico de buena parte de las unidades, siete pesos es bastante caro.
Gustavo Monterrubio Alfaro

acentos.gdl@milenio.com
Los textos no deben exceder los mil caracteres: Si el autor omite nombre, dirección y teléfono no serán publicados.