Los correos del público

Los correos del público

¿Separación de Iglesia y Estado?
A los latinoamericanos nos unen el orden y la estabilidad a base de la dignidad humana. Los discursos que ha dado el Papa Francisco van precisamente encaminados a esta dirección, en donde muestra un profundo conocimiento de la problemática de nuestra región y propone soluciones que aunque no cataloga políticas lo son a fondo en donde la línea divisoria del Estado laico se nubla ante el nuevo paradigma democrático al que aspira todo un continente. Desvincular al cristiano de la política es imposible, porque en su misión para estar cerca de Dios, el hombre necesariamente debe de atender al otro. Ser cristiano y desatender la pobreza, ser indiferente al medio ambiente, es ser un hipócrita. Pero en nuestra sociedad ocurre algo curioso, en donde vemos que en las democracias constitucionales se buscan formas de gobierno que incorporan valores que en gran parte corresponden con aquellos propios del catolicismo: amor al prójimo, dignidad humana, vivienda digna, etc. Riesgoso discurso que pronuncia Su Santidad como cabeza de Estado y representante de Dios en la tierra, en donde por un lado pide despojarnos de las ideologías cuando la religión es en sí un sistema cerrado, pero a la vez fortaleciendo su credo. Peligroso porque aún no sabemos la enorme trascendencia ante sus múltiples interpretaciones en una región mayoritariamente creyente y sedienta de paz. Con esto no quiero dar a entender que el Papa esté actuando de manera maquiavélica en aras de buscar poder; pero si entender los alcances de sus palabras ante una Latinoamérica cuya legitimidad de sus gobiernos, y en general la democracia, se debilita. Nadie negará la belleza e importancia de los discursos que ha emitido el Papa en tierras americanas, y más por buscar la unificación de todos los que habitamos este continente. Ante todo, es necesario guardar cautela para poder digerir adecuadamente sus alcances, en donde en definitiva existe un trasfondo político; que si bien puede utilizarse para consolidar nuestros regímenes democráticos de manera más humana atendiendo a la situación de crisis en la que vivimos, también puede interpretarse de manera que excluya a las minorías que no comulguen con el cristianismo. Entre una democracia de valores que no ha sabido aterrizarse; y una Iglesia que ve a un continente necesitado de éstos, puede ser muy posible que la división de Iglesia y Estado se borre, dando muchas sorpresas en el camino para consolidar nuestros gobiernos, pero en donde jamás se debe de perderse de vista que existen otros que piensan diferente, y deben ser respetados.
Germán Cardona Müller

Endeudados
Se van los gobiernos municipales del PRI pero dejan tres de los municipios más endeudados del país, Guadalajara debe más de 2 mil millones siendo la segunda ciudad más endeudada de México, Zapopan con mil 200 millones y Tonalá con 900 millones están también en el top 10 de ciudades endeudadas del país. En el ámbito nacional, Jalisco también es uno de los estados más endeudados. Para nada ha servido endeudarse tanto, por ningún lado se ve el dinero que han pedido prestado, el caso más simbólico son los mil 200 millones que pidió el hoy gobernador Aristóteles para repavimentar Guadalajara, de nada sirvió hoy tenemos más baches que nunca y la deuda sigue creciendo. Lo peor es que mientras el gobierno federal se amarra el cinturón, el gobernador sigue pidiendo créditos para seguir gastando como jeque árabe.
Edgar Ernesto López Carrillo

acentos.gdl@milenio.com
Los textos no deben exceder los mil caracteres: Si el autor omite nombre, dirección y teléfono no serán publicados.