Los correos del público

Los correos del público

Contaminante

Hay quien se preocupa por no contaminar y esos son los jóvenes de hoy, pensando por el mañana y el mundo que dejarán a sus hijos.

Pero hay quien no piensa más que en su beneficio y están contaminando todos los días del año.

Un ejemplo es el restaurante de carnes asadas que se encuentra por avenida Mariano Otero, a la altura de Plaza del Sol, el cual emite una cantidad de contaminantes, entre ellos el carbón y la leña que queman todo el día al cocinar sus productos, y pese a que tienen chimeneas por donde lanzan lo quemado, esas chimeneas lo avientan al aire y contamina a los vecinos de esa zona habitacional, aparte de generar un olor a carne quemada o cocinada, dando una mala imagen a los turistas y personas que transitan por ahí.

Bueno sería sugerir a la Secretaría de Medio Ambiente asista, no nada más ahí, sino a negocios del mismo ramo para asesorarlos y motivarlos a crear receptores donde
descarguen el olor, residuos, grasas, etcétera, y no los lancen al aire para que otros los cachen.

Ojalá y los vecinos de por ahí hagan algo y se inconformen, pues ellos son los más dañados, ya que viven y duermen en esa zona contaminada.

Alejandro Hernández Durán

 

¡Basta!

Los que tenemos la oportunidad de leer y/o escuchar cotidianamente las noticias de muchos medios de comunicación locales, nacionales e internacionales tenemos claro que gracias al esfuerzo y la valentía de muchos periodistas, reporteros y analistas nos es posible a los ciudadanos conocer los actos de corrupción, la impunidad, la ineficiencia, las componendas políticas, la irresponsabilidad, la negligencia, la violencia, la estupidez, la injusticia, entre otras cosas, que generan muchos funcionarios y legisladores, algunos miembros de los partidos políticos, algunos empresarios, miembros de los grupos delincuenciales e incluso algunos ciudadanos y que dicho conocimiento genera consciencia, organización y trabajo de los mismos ciudadanos para investigar, repudiar, denunciar legalmente, prevenir y combatir todos estos actos ilegales, inmorales y atentatorios de los derechos y la dignidad de las personas.

Nos queda claro que para lograr una sociedad más justa necesitamos a esos periodistas, reporteros y analistas, por ello no podemos dejar de repudiar el reciente asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa y exigir el esclarecimiento de los hechos y el castigo a los responsables.

Este lamentable y vergonzoso suceso, también nos queda claro, no es un hecho aislado, México es uno de los países de mayor riesgo para ejercer el periodismo, con más de 80 comunicadores asesinados, 17 comunicadores desaparecidos y decenas de amenazados en los últimos 10 años.

Ante ello, decimos ¡Basta!, ¡Ni uno(a) más!

También por ello exigimos que en Jalisco los poderes ejecutivo, legislativo y judicial trabajen eficazmente para garantizar que los comunicadores en Jalisco ejerzan su trabajo con seguridad y pleno respeto a la libertad de expresión.

José de Jesús Gutiérrez Rodríguez, presidente de Red Ciudadana, A. C.