Los correos del público

Los correos del público

Ieepo

De acuerdo a lo expresado en la nota en la edición de Milenio del pasado 2 de agosto, firmada por José Antonio Belmont y Óscar Rodríguez, nos refieren lo afirmado por el director del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (Ieepo), Moisés Robles: los titulares administrativos del instituto que dirige, no necesitan título. Informa además de los perfiles profesionales de los  responsables de algunos cargos, en los que no aparecen antecedentes experiencia y formación relacionado con lo educativo.

¿Cómo pretenden promover la calidad educativa de esta manera, dejando a cargo la tarea complejísima de mejorar la convivencia en las escuelas a una simple abogada? ¿Cómo va hacerse cargo de los servicios educativos un licenciado en turismo, y en la planeación educativa a un pasante? Un título no es garantía absoluta de eficiencia. El doctorado no quita lo tarado dicen por ahí. Sin embargo, son indicadores mínimos de competencia. Uno de los puntos más sensibles de la reforma educativa es la exigencia de evaluar a los docentes mientras que a los funcionarios educativos no los evalúa nadie. En un meme se ve a una maestra reta al presidente a efectuar un examen y el que repruebe se va. Es lo justo ¿no?

Asignar un puesto público a los amigos, parientes y correligionarios es un vicio añejo que de tan frecuente parece innocuo, sin embargo es una práctica infame, abusiva, denigrante y poco inteligente. Como están las cosas en Oaxaca (y en todo México), ¿cómo no cuidar que los más capaces tomen las responsabilidades en educación? Estamos dentro de lo estipulado por la ley, y los nombramientos recaen en la gente más calificada, afirma con arrogancia el director del organismo. ¿Quién afirma que es el mejor? ¿Su mamá? No sean cínicos, sabemos que las leyes y reglamentos se hacen a modo para encumbrar pendejos, pero eso sí, leales a los que mandan, cuando la lealtad debe ser con los ciudadanos que pagan su salario.

La única forma de agregarle inteligencia y dignidad a la operación del Ieepo y a todos los organismos públicos es concursar los puestos. Y más de uno se carcajeara por la ingenuidad de la propuesta… hasta que les truene el petardo que han alimentado con la pólvora del nepotismo, la mediocridad, la incongruencia, el cinismo, la ignorancia, la traición a la gente y su infinita estupidez.

Mauricio Ochoa Guerrero

 

Servicio

Licenciado Alfredo Gómez González: Sus grandes responsabilidades como Gerente de Comunicación y Relaciones Gubernamentales tal vez no le permitan ver, comprender y atender los problemas con mi conexión telefónica. Como la esperanza es lo último que muere, me dirijo a usted para plantearle lo que para mí, sí es un gran problema. Tengo hijos que necesitan el servicio de Internet para sus tareas… aunque es periodo de vacaciones a mi hijo mayor le van a mandar el número de clave para pagar e ingresar a la universidad. Los demás tienen tareas pendientes y necesitan hacer consultas. Desde el 23 de julio no tengo servicio de teléfono ni de Internet. He llamado infinitas veces a Telmex para solicitar la reanudación del servicio. La línea está a nombre de Pablo Hernández Hernández, el número de folio es el 13348175, la última persona que me atendió es la Srita. Laura Delgado. La respuesta repetida ad infinitum es “Vamos a enviar los técnicos a la brevedad posible… 24 a 72 horas”… ¿Será que el tiempo de Telmex tiene otra dimensión? ¿Qué más puedo hacer para que me brinden el servicio? Espero que su alto cargo le permita atender esta solicitud de servicio.

Pablo Hernández Hernández