Los correos del público

Los correos del público

Sobre la pobreza

Sospecho que el decremento de 0.3 por ciento de la pobreza extrema –al pasar de 9.8 al 9.5 por ciento- por efecto de Prospera de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), aunque no despreciable, no convence del todo porque ya sabemos que los retornos decrecientes es el duende maligno en este tipo transferencias. En otras palabras, ni son todos los que están, ni están todos los que son ya que los pobres extremos se encuentran sub-representados en los programas redistributivos, desde Coordinación General del Plan Nacional de Zonas Deprimidas (Coplamar). Empero,  es posible que la Sedesol sea una variable interviniente en contra de la trampa de la pobreza para ayudar a las familias a escapar de la trampa por falta de recursos financieros,  de habilidades intelectuales y manuales, o faltos de conducción y liderazgo de las agencias comunitarias que podrían capacitarlos para salir del círculo vicioso de la pobreza extrema. 

Desigualdad y pobreza no son mutuamente excluyentes ya que el coeficiente de Gini, que mide desigualdad, que va de 0 a 1, de igualdad a desigualdad total, sitúa a los países latinoamericanos en el grupo de países más desiguales porque la combinación de desigualdad y pobre crecimiento no ha roto el círculo vicioso de la pobreza. Para establecer el círculo virtuoso de menor desigualdad y más crecimiento económico -según políticas públicas ad hoc-, se requiere que la dimensión sociocultural –de conexión entre sociedad y comunidad-, se acompañe de valores morales de cohesión familiar de identidad: laicos y/o religiosos.

Emilio Pérez Ramos

***

Taxis y taxistas

Estoy de acuerdo que se defiendan, pero, primero que sean auténticos y dueños de los taxis, pues siento que son explotados y manejados por mafias y gente política que abusa de ellos y dar una concesión exclusiva para ser comercializada por el propietario del vehículo y no tener un monopolio de taxis, como lo hacen por otorgar el permiso.

El haber sido creada la competencia, no es más que el hartazgo que tienen los usuarios, en abusos de tarifas, vehículos en mal estado, sin mantenimiento, sin atención, sin conocimientos de la ciudad, sin saber las leyes y reglamento de vialidad. Prepotentes en todos sentidos, pues cuando hay un choque acuden más taxistas a defenderlos, siendo a veces ellos los culpables. No cuentan con seguro para los ocupantes o pasajeros, no usan el cinturón, ni le piden al usuario que se lo pongan. No usan el taxímetro y cobran en exceso y la gente de escasos recursos, son los más afectados, qué lástima que no se den cuenta los reyes del volante, que son explotados, pocos son los propietarios de su vehículo y trabajan para otros y no para ellos, eso es lo que tienen que

defender y pelear para sus familias y no para las sanguijuelas humanas y acaparadores de permisos, ya basta.

Peleen por una causa, que es la de defenderse para ellos y mejorar y no echarle la culpa al gobierno, pidiéndole los organice y crear redes de comunicación. México, país auto destructible.

Alejandro Hernández Durán

 

Mail
acentos.gdl@milenio.com
Fax
3668-3105
Tel
3668-3100 ext.33121
Carta
Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.
Aquí las fotos
Envíe sus imágenes a internet.gdl@milenio.com
LOS TEXTOS NO DEBEN EXCEDER LOS MIL CARACTERES: SI EL AUTOR OMITE NOMBRE, DIRECCIÓN Y TELÉFONO NO SERÁN PUBLICADOS.