Los correos del público

Los correos del público

Mail

acentos.gdl@milenio.com

Fax

3668-3105

Carta

Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.

• • •

Día del Maestro

El Colectivo de Reflexión Universitaria (CRU) de la UdeG manifiesta enérgicamente su repudio a la fascistización de la política del poder en México, que se hizo patente con la represión al magisterio democrático en 2014. Esto debido a las mal llamadas reformas estructurales, en realidad contrarreformas neoliberales, cuyo objetivo  es malbaratar los recursos naturales y la infraestructura del país en aras de su privatización para beneficio de las corporaciones trasnacionales y abaratar el costo de la fuerza de trabajo. La reforma educativa de EPN ha sido un fracaso absoluto porque se reduce a medidas laborales para acentuar el control corporativo gremial. Se hace patente con la reducción del docente a mero gestor de programas por competencias tecnocráticas–mercantilistas. En nuestra Universidad la situación no es diferente, sigue pendiente, hacer justicia laboral al casi 60 por ciento de profesoras y profesores de asignatura, que en los hechos son tratados como profesores de segunda. La promoción habida recientemente, aparte de ser inequitativa, favoreció a un mínimo porcentaje de universitarios. Predomina además una visión burocrática, tecnocrática y mercantilista de la Universidad, cerrando la participación activa de todas y todos los universitarios; privilegiando la anodina visión desde arriba autocomplaciente y ajena totalmente al espíritu crítico que debe de predominar en cualquier universidad, sobre todo en la nuestra. Repudiamos que se le dé prioridad a los negocios y no a las tareas sustantivas como la enseñanza, investigación y difusión.

El CRU seguirá luchando, como lo ha venido haciendo hasta el momento, contra el pre-registro y todo cambio administrativo que lastime las condiciones laborales; además de luchar legítimamente por la plena democratización de nuestra Universidad. Finalmente, el CRU extiende una sincera felicitación a todas y todos los profesores que con su trabajo y compromiso hacen posible la existencia de nuestra Universidad; trabajo y compromiso que, incluso, va más allá de lo que se les retribuye económicamente.

Jaime Arias Amaral

• • •

Campañas

A lo que los mexicanos nos han acostumbrado a llamar campañas políticas, no son más que un torneo de denuncias, descalificaciones y agresiones. A la vista del adversario su oponente es el malo, y en opinión de éste, aquel es peor.

Por eso la mayoría de ciudadanos medianamente informados e interesados en la red pública vomita a los candidatos y a los partidos que los postulan. La culpa de que el ciudadano se aleje de las urnas se debe al hartazgo que le causa la nauseabunda actividad electoral y la putrefacta administración pública. De las denuncias que se interponen en fiscalías, tribunales electorales y procuradurías durante la contienda electoral, apenas terminan las votaciones y ya a nadie importan.

Los supuestos debates entre candidatos se reducen a un circo, donde cada candidato hace de payaso de la mejor manera posible.

Además, los ciudadanos no elegimos a nadie, a lo sumo ejercemos el heroico acto de votar, no de elegir. Quienes eligen son las cúpulas de los partidos, las mafias criminales, las mafias económicas y financieras, en suma, los poderes fácticos. Estos son los que imponen personeros que defenderán sus intereses, de allí que el ciudadano no sea ni se sienta representado por quienes gobiernan. En todo caso, los ciudadanos tomamos decisiones en el estrecho margen de elegir no al mejor sino al menos peor.

Gustavo Monterrubio Alfaro