Los correos del público

Los correos del público

Confiar, ¿en quién?

En estos días de procesos electorales, me llama la atención ver y escuchar los nombres de algunos precandidatos ya conocidos abanderando colores distintos a los de sus orígenes. ¿Recuerda al que fuera candidato a presidente municipal de Guadalajara en 2012? Ya había sido diputado local y federal por el PRI, y ya había ocupado otros cargos en diversas administraciones, ¿por qué el cambio de partido? ¿Por qué después de haber logrado un patrimonio y un nombre con el padrinazgo del PRI decide abandonarlo? En la mayoría de los municipios del estado y sobre todo en la ZMG podemos dar cuenta de este fenómeno de chaqueterismo partidista, panistas, priistas, perredistas, etcétera, corren a buscar refugio en los brazos del MC, parece que al llegar a este nuevo partido les son borradas sus culpas, sus responsabilidades. Su historial político ahora es absuelto por usar el mote Ciudadano, bastaría con echarle un vistazo al historial de su principal líder quien hoy se alza como redentor de las causas nobles y que en sus tiempos de militante priista y/o perredista cruzó por el mismo pantano donde cruzan todos, sin embargo hoy nadie le cuestiona su pasado, hoy nadie le cuestiona la inclusión en sus filas de probados políticos corruptos emanados de los partidos que hoy tanto denosta y que además postula y promueve para puestos públicos, será que nuestra memoria es de verdad tan a corto plazo, confiar ¿en quién?

Pedro Silvestre

 

Nuestros impuestos

Todos quisiéramos una legislación fiscal sencilla. Una que considerara los ingresos que, al multiplicarlos por un porcentaje, determináramos el impuesto a pagar, sin acudir a eruditos fiscales. Pero estamos en un país complicado y muy atrasado en materia fiscal y muy lejos de esto. Nuestras leyes fiscales no están hechas para generar o fomentar la economía formal. Hay informalidad porque las autoridades la toleran. Los empresarios pedían a gritos una reforma fiscal para que pagaran impuestos los evasores y los que están en la economía informal. Pues ya tienen una, que es la que políticamente quiso sacar adelante el gobierno. Pero ahora no la quieren, porque desincentiva el empleo y frena el desarrollo, pues está mal hecha; el gobierno perdió la oportunidad para hacer una buena ley. Los pobres no pagan impuestos porque no tienen dinero, los informales porque no los controlan, por otro lado, los evasores, que contratan contadores y asesores fiscales para buscarle la salida al pago de impuestos. Los únicos que sostienen al país, son los de la clase media, que día a día es más pequeña.

Francisco Valencia

 

Respuesta

Una carta publicada en MILENIO califica como un “absurdo del INEE” la observación de que los maestros son el factor más importante para mejorar el aprendizaje de los estudiantes. Las evidencias muestran que el maestro sí es el principal factor. Cito el artículo “Building a better science teacher”, de Pat Wingert, aparecido en el número de agosto de 2012 de la revista Scientific American: “En años recientes, una gran cantidad de investigaciones ha mostrado que un buen profesor es la variable individual más importante en la mejora de los resultados académicos de cualquier materia”. El artículo habla de la escuela básica y la frase no está citada fuera de contexto. Los intentos regresivos de algunos gremios de profesores son un impedimento para que se pueda mejorar la educación en México. ¿O qué, también van a tildar esta cita de una revista científica de prestigio mundial como “frase absurda”?

Guillermo Levine