Los correos del público

Los correos del público

El maestro y sus derechos

Si el maestro entró a laborar con el nombre de Sergio, no podemos tolerar que ahora los niños le llamen Andrea. Los niños asisten a la escuela entre varios aprendizajes a socializar, a adquirir identidad y sentido de pertenencia. Con la globalización estamos perdiendo sentido de pertenencia a la familia y a la patria. La posición de la Comisión de Derechos Humanos y la Secretaría de Educación no me parece correcta, por defender los derechos de las minorías están afectando los derechos de las mayorías. Somos un país que estamos aprendiendo a respetar las diferencias, sin embargo no se vale que les causen confusión a los niños a edades tan tempranas, pueden perder el respeto a la autoridad. En la democracia la mayoría cuenta, por supuesto respetando los derechos de las minorías. Si los padres de familia piden que lo cambien, están en lo correcto, sería peor tolerar las burlas y la falta de respeto, que lo cambien de plantel y desde el inicio que le llamen Andrea. Si este caso se hubiera dado en una universidad no creo que afectaría  tanto como en una primaria o secundaria. Está de moda “presumir” en los medios que cierta persona cambió de género y los utilizan como bandera para que vean que se respetan las diferencias. Si Sergio-Andrea trabajara en una empresa no creo que causaría un problema como el que puede causar en una escuela primaria.

Rosa Chávez Cárdenas

 

Democracia en peligro

Cuando se implantan creencias extranjeras a la fuerza se crea un rechazo interno y una simulación externa donde se mezclan las creencias enraizadas en la cultura local y la foránea, así sucedió en la colonia con la religión donde mezclaron las creencias nativas con las españolas, en lo político surgió el popular pícaro aquel que simulaba obediencia a los conquistadores y en realidad hacía los negocios propios, un antecedente cultural del peladito de barrio representado genialmente por Cantinflas y que con la revolución llegó al poder, con lo que hoy es el PRI. Lo mismo está sucediendo hoy con la democracia, impuesta desde fuera, lejana al autoritarismo natural de estas tierras, hoy lo que tenemos es una democracia sin demócratas; simulamos una modernidad democrática pero en la realidad se impone un autoritarismo, las decisiones importantes del país siguen siendo cupulares, el virrey y su corte siguen haciendo lo que se les viene en gana, mientras el pueblo acepta a regañadientes todo tipo de tropelías, pero sin protestar a fondo ni reclamar sus derechos, erróneamente piensan que votar es ser demócratas.

Si bien en la última década hubo un avance en la cantidad de demócratas convencidos en nuestro país, siguen siendo una minoría muy marginal y ahora con los retrocesos del gobierno actual los demócratas están en peligro de extinción, porque ser demócrata es participar todos los días e involucrar a todos en la toma de decisiones para el mejoramiento de nuestra comunidad, la pregunta es: ¿somos verdaderamente demócratas, enseñamos a nuestros hijos a ser demócratas o solo simulamos?

Guillermo Jiménez López

 

El peor dirigente panista

Hoy que el PRD  está en el descrédito total por el caso Ayotzinapa y el PRI-Peña Nieto con la popularidad por los suelos por su pésimo manejo de gobierno en economía, los escándalos de corrupción por las casas regaladas por contratistas y su ineptitud para manejar los casos Tlatlaya e Iguala, es el PAN el partido que podría capitalizar el descontento popular, es una lástima que tengan al peor jefe de partido de toda su historia. Al PAN de hoy le aplica muy bien aquel refrán que reza: “El pobre cuando tiene para carne es vigilia”, pues ya vimos que estábamos mejor con el PAN, pues con Fox y Calderón al menos teníamos estabilidad, ya no subía la deuda, ni el dólar, ni estaban involucrados directamente en escándalos de corrupción, la violencia sigue igual, pero de nada sirve que le vaya mal a los demás porque tienen un gran lastre que se llama Gustavo Madero. El dirigente panista actúa como si fuera el peor enemigo del PAN o se hubiese vendido, en vez de unir busca dividir, se alía con adversarios, actúa como cómplice dejando sin crítica los excesos del presidente y su partido, panistas valiosos como Margarita Zavala son ninguneados y vetados, lo peor está convertido en un presidente chapulín que deja su puesto para asegurar una diputación y vuelve cuando le da la gana, vergüenza total.

José de Jesús Ornelas Jiménez

 

Mail: acentos.gdl@milenio.com

Fax: 3668-3105

Tel: 3668-3121 ext.33121

Carta: Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.

Aquí las fotos: Envíe sus imágenes a internet.gdl@milenio.com