Los correos del público

Los correos del público

Mail

acentos.gdl@milenio.com

Fax

3668-3105

Carta

Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.

• • •

No me importa

Que el AME inició el maratón Lupe Reyes con otra copa, ¡NO ME IMPORTA!

Que ya es el máximo ganador del futbol mexicano ¡NO ME IMPORTA!

Que el árbitro no fue factor ¡NO ME IMPORTA!

Que corrieron a Mohamed desde endenantes de coronarse ¡NO ME IMPORTA!

Que fueron a festejar a la Minerva  ¡NO ME IMPORTA!

Que los Tigres no tienen casta de campeón ni ídolos ¡NO ME IMPORTA!

Que el ATLAS ahora sí va a ser campeón ¡NO ME IMPORTA!

Que los títulos de 2a. no cuentan ¡NO ME IMPORTA!

Que el estadio de Chivas está muy lejos ¡NO ME IMPORTA!   (a mí me queda a 5 minutos)

Que Vergara no vende al equipo ¡NO ME IMPORTA!

Que no ha cumplido en traer al mejor entrenador, los mejores jugadores, tener el mejor equipo, y hasta vender las mejores guasanas ¡NO ME IMPORTA! (ni siquiera venden guasanas en el estadio, imaginen como está lo demás)

Por siempre y ahora MÁS QUE NUNCA

¡SOY CHIVA Y QUÉ!

Sí, estoy ardilla ¿y?

Carlos Francisco Donlucas Yáñez

• • •

Se fue mi padre

Quise despedirme de mi padre, pero ya no pude alcanzarle...Él se fue de viaje. ¿Sabes? Mi padre era un gigante, cuando él hablaba sus palabras eran fuertes y sonantes. Yo nunca lo vi cansarse. Sus brazos eran un refugio, la mirada de sus ojos eran dos destellos tiernos luminosos, su sonrisa era como el sol por las mañanas que ilumina y conforta. Y pienso, QUÉ TRISTEZA, ¡YA NO VOY A MIRARLE! Cuando él caminaba siembre iba adelante,

es que él conocía el camino y no tenía miedo. Él tenía una espada que le regaló su Padre y cuando la usaba nadie pudo ganarle...(ÉL ERA MI PADRE). Muchos querían dañarle, pero no pudieron. Mi padre tenía muchas joyas que pulió con sus propias manos y los ladrones querían robárselas, pero esas joyas se incrustaron en su corazón donde nadie podía robárselas, porque ellas querían estar allí.

¡YA SE FUE MI PADRE! Recuerdo que él trabajaba de sol a sol y en sus horas de descanso aún seguía trabajando. (ÉL ERA MUY FUERTE). Cuando mi padre iba a visitar a sus hijos surcaba los mares y los cielos, escalaba los montes y montañas, por brechas y malezas, atravesaba ríos impetuosos y desiertos calurosos nada lo detenía, y sólo por ver a sus hijos. Él siempre estaba contento, siempre sonreía, (ÉL ERA MI ALEGRÍA). Yo lo conocía, por eso te lo digo, todo el tiempo lo veía. Pues él fue quien me dio vida y también quien me cuidó mientras crecía. Me dio comida, abrigo, cariño...Todo, todo me lo dio, nunca me faltó nada. Me enseñó a caminar y me dejaba caminar sólo, pero a veces me caía y él siempre me levantaba. En las noches oscuras cuando tenía miedo él me enseñó a orar.

Y pensaba, (QUÉ TRISTEZA, YA NO VOY A MIRARLE). Él era un hombre que amaba la justicia; no miraba a la injusticia, a los pobres daba abrigo, a los huérfanos  cobijo, protegía a los débiles y curaba a los enfermos. (PERO ÉL SE FUE DE VIAJE)

Y pensé, no se fue por siempre, sólo fue de viaje fue a ver a su amigo el de blanco ropaje.

Ya no estaré triste, pues fue a ver a su Padre. Cuando él regrese será para llevarme al lugar Eterno que le dio su Padre. Mientras esto pasa seguiré yo firme la grande enseñanza que me dio mi Padre.

Daniel Guadarrama Mendoza