Los correos del público

Los correos del público

Pésimo servicio

Tengo alrededor de dos meses yendo a hacer una investigación a la Hemeroteca de la biblioteca Juan José Arreola, que cabe decir es de primer mundo, salvo por un problema: el servicio para sacar copias de verdad es un problema ya que sólo hay dos máquinas copiadoras para dar servicio a toda la biblioteca, pero en una, la del piso 2, el encargado se va a la 1:00 de la tarde y en la de la planta baja siempre está a reventar por ser la única que queda. Me he llegado a tardar 50 minutos en que me saquen mis copias y por eso yo me pregunto ¿No podrán poner a alguien más para que saque copias en el segundo piso? de por sí el servicio de la hemeroteca sólo está hasta las 2:00 de la tarde, y con esas condiciones para sacar las copias hay días en que el trabajo de todo el día se va a la basura. Ya me quejé desde hace un mes con la Maestra Lourdes Arias, quien me dijo que haría todo para arreglar el problema a la brevedad, pero hasta el día de hoy todo sigue igual, a ver si el Doctor Juan Manuel Durán puede solucionar ese problema o alguien más del personal que forma el organigrama. Muy bonita biblioteca, lástima del servicio de copias. 

Luis Ángel Valdez Estrada

 

Los costos de la congruencia

He leído el  artículo del señor Roberto Blancarte sobre el tema de si las empresas pueden ser o no guadalupanas. Él mismo dice que sí, que están en su derecho, lo cual obedece a un juicio razonable, pero  su discurso está escrito con las vísceras.

No obstante de que reconoce este derecho se lanza  a acusar a la empresa de líneas aéreas Interjet con el apelativo de discriminatoria.

Para comenzar, quiero decirle que no todo lo que implica diferencia significa desigualdad ni que toda desigualdad implique discriminación. Si para el señor es lo mismo,  quiero decirle que  luce como un discriminardor. ¿Por qué? porque escribe y entonces los que no saben leer se quedan fuera; es un discriminador de los que se fotografían en pijama, pants o traje de baño, porque  lo hace en traje de calle; es un discriminador de otros medios de comunicación porque ha elegido este diario;  es un discriminador de las líneas aéreas, porque como él mismo lo dice, elegía a la empresa Interjet por sus costos y servicios y continuará siéndolo ahora que duda ser cliente  de esta compañía sólo porque  no le ha parecido la forma en que la compañía ha elegido manifestar su agradecimiento por sus nueve años de existencia: letras grandes, páginas dobles, menciones específicas, etc. 

Si para él es lo mismo diferenciar que discriminar, le tengo una noticia: todos discriminamos.  Discriminar es una operación de la razón, que después de hacer un juicio hace una elección y eésta deja fuera todas las demás opciones. Todos discriminamos: lo que comemos, lo que vestimos, lo que leemos, lo que estudiamos, la gente con que nos relacionamos y lo que creemos.

Lo que sucede con la palabra discriminar es que se ha vuelto una palabra “talismán” para descalificar y discriminar a los que no piensan, opinan sienten o viven como nosotros y lo que de trasfondo el artículo refleja es su molestia por las creencias y la forma de manifestarlas.

El problema por la discriminación social es la intención que acompaña nuestras elecciones y por su publicación se revela sus ganas de desprestigiar y agredir a una empresa y al 80 por ciento de los mexicanos. Revela también que  no conoce ni la historia ni la cultura del suelo en el que está parado porque si algo forjó la nacionalidad mexicana y es la argamasa que sostiene a esta Nación, es el amor de y hacia la Virgen de Guadalupe. Está próximo el 12 de diciembre, le recomiendo se dé una asomadita por la Calzada de Guadalupe y la Basílica dedicada a esta devoción.

Si aparte de todo su juicio se basa en una apreciación económica de lo que significará para Interjet perder por esta razón  potenciales clientes, como usted, sin ser docta en el tema puedo visualizar que una empresa que capta el 80 por ciento del mercado potencial en este caso, según usted  los católicos guadalupanos, pues es una compañía a todas luces exitosa, cuando el otro 20 por ciento se distribuye cuando menos entre tres opciones más.

Por lo demás, creo que esta empresa le estará muy agradecida por la publicidad que gratuitamente le otorgó.  

María del Refugio Castellanos

 

Mail: acentos.gdl@milenio.com

Fax: 3668-3105

Carta: Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.