Los correos del público

Los correos del público

Situación

Disculpen mi ignorancia los lectores, pero sinceramente no entiendo cómo está eso de la famosa legalidad y el inquebrantable estado de derecho en Jalisco. Un despacho de consultoría, cuyo nombre no creo prudente mencionar, resulta ser un fantasma fiscal, presenta un contrato fantasmal, acredita representantes legales fantasmas, el trabajo que supuestamente realizó es fantasmal y registró domicilios igualmente fantasmales. Todo indica que este caso no es para la fiscalía, sino para los caza fantasmas porque estamos ante un posible caso poltergeist. Pero el colmo no es lo que precede, sino la estulticia como pretenden solucionarlo los implicados -al fin que con el dinero de los contribuyentes se suele ser conmovedoramente espléndido-: pagando. Un sinsentido que los mismos actores gritan a los cuatro vientos es un robo en pleno día, pero lo que callan, es que posiblemente pueden ser beneficiarios del mismo.

Nadie ha llamado a cuentas al juez que ordenó que no había más que pagar y ya. O sea, que no hay delito en haber admitido pruebas falsas, contratos falsos, firmas falsas, testigos falsos, servicios prestados falsos, domicilios inexistentes y diputados falsos. Ni al notario que avaló firmas a sabiendas que eran falsas. Los apellidos del notario de marras expelen un fuerte tufo a corrupción.

Además, por la negativa a cubrir el adeudo la sanción sería la destitución de los diputados, pues que de esta manera se salde el supuesto adeudo y ya, y los ciudadanos estaríamos más que felices, y les aseguro que casi el 100 por ciento estaríamos de acuerdo.

No olviden que estamos en período pre electoral y que el caso de los normalistas desaparecidos gravitará también en el ambiente; ¿no creen que los ciudadanos podemos cobrarles la factura a todos los implicados en este desvergonzado robo a los jaliscienses?

Le exijo a Aristóteles Sandoval, si aún conserva un nanogramo de inteligencia, que someta a consulta de los ciudadanos, si se le paga o no a la pandilla de rufianes que se amafiaron para estafar al erario. Algún idiota podrá argumentar en contra que la ley no es cuestión de votos, pues a estos tarados les contesto que no es la ley la que está en litigio, sino funcionarios y particulares confabulados para cometer un delito, además burdo y procaz, y que constituye un insulto y una injuria para los ciudadanos.

A menos que, tengo derecho a sospechar, hayas pactado recibir moche o comisión por liberar la lana para pagar; porque la actuación que tuviste para informar tu torpe decisión no convence ni a tu circulillo de lacayos: eso de que les pagas pero los persigues, que se lo crea otro imbécil; es exactamente la misma farsa que protagonizaste cuando anunciabas con bombo y platillo que el saqueo al erario de los panistas encabezados por el más hipócrita y obsceno, EGM -porque con una mano se persigna y con la otra se embolsa lo robado, y porque con la misma boca por donde le entra la ostia, le salen mentadas de madre-, no quedaría impune.

Emulen al Peje, y aclaro que no es santo de mi devoción, cuando prefirió la destitución y la cárcel, por supuestamente desacatar una orden judicial, que en su opinión era injusta.

Gustavo Monterrubio Alfaro

***

Camioneros

Lic. Aristóteles Sandoval: El pulpo camionero tiene la costumbre de no pagar o dilatar el pagar lo más que puede a las víctimas o familiares de las víctimas; además todavía hacen paradas en zonas prohibidas, juegan carreras, música a todo volumen, no aceptan transvales los domingos, el letrero lo tienen algunos camiones, fuman, hablan por teléfono, ¿realmente hará algo? O todos coludos o todos rabones, el pago de seis pesos hasta que no estén bien todos los camiones: con horario de llegada y salida, trípticos de las rutas de camiones, y un largo etc.

En el periódico que hay transparencia, no solamente es materia económica sino también en las acciones que el gobierno realiza, como por ejemplo: el dizque regalo de los útiles escolares, ¿con qué dinero se compran? con nuestros impuestos, entonces no regalan nada sino que están devolviendo algo de lo que todos cooperamos; los bienevales igual, se utiliza dinero de nuestros impuestos. Así que son transparentes no regalan nada.

¿Qué ha pasado con el fondo para las Víctimas del Pulpo Camionero que se inició con el Ing. Cárdenas? ¿Y el subsidio a los mismos? Ahora bien, si no es negocio, que lo dejen a otros empresarios que realmente hagan los cambios necesarios.

Sobre la piratería, en lugar de molestar a los ambulantes, vayan a los que lo controlan; es un secreto a voces que están coludidos funcionarios públicos y seguridad. Es como la narcopolítica, sabemos que está en todos los estados y gobiernos, pero hacemos que no sabemos.

La mejor solución al Tren Ligero es subterránea, pero según usted, la transparencia empieza por su casa, solamente usted sabe lo que realmente costará; hay que empezar a hacer el cochinito para la campaña presidencial.

Hay información de que se puede comunicar con usted por e-mail, sé perfectamente que hay un filtro dado que algunas personas solamente lo utilizan para molestar, sea más transparente y mejor hagan una oficina para atender correos y le den seguimiento.

Miguel Ortiz

***

¿Realismo o ficción?

Emociones encontradas me surgieron por los puntos de vista que emitió un experimentado catedrático de derechos humanos de la UNAM que fue entrevistado en días pasados en una cadena internacional de televisión.

Me quedé perplejo porque el entrevistado opinó, aunque no de manera literal, que los azotes de la guerra, la violencia, la delincuencia, los ha provocado el estado con toda intención para incrementar las utilidades de grandes negocios personales, refiriéndose, supongo, a los consabidos moches, asociaciones, sobornos, sobreprecios, tráfico de influencias, etcétera. Mencionó también, como bien lo padecemos, que la sociedad civil está totalmente desprotegida y que con toda intención se le hace presa del miedo, porque así es con mayor facilidad manipulada, y que el descontrol e ingobernabilidad que se proyecta es aparente, para los mismos fines de lucro, ya que en su perspectiva la realidad es que el estado controla cada centímetro cuadrado hasta la zona más recóndita del país. Se infiere por su teoría que la fórmula es sencilla: a mayores gastos gubernamentales, mayores utilidades personales. ¿Realismo o ficción?

Francisco Benavides Beyer

***

Bien para los ciclistas, pero ¿y el peatón?

Es un acierto fomentar la cultura vial en pro de los ciclistas, pero no debe ser en detrimento de los peatones. En Avenida México, casi al cruce con Chapultepec, la ciclovía complica el ascenso y descenso de los peatones que esperan a alguna de las unidades del transporte público. Foto: Patricia Ramírez



Mail

acentos.gdl@milenio.com

Fax

3668-3105

Tel

3668-3100 ext.33121

Carta

Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.

Aquí las fotos

Envíe sus imágenes a internet.gdl@milenio.com