Los correos del público

Los correos del público

En la basura no

El encabezado de la noticia dice: “Tiran a la basura a recién nacida”. Una bebé de sólo dos horas de nacida fue encontrada en una bolsa de basura en un contenedor en Frontera, Coahuila. Un vecino escuchó el llanto y al acercarse se sorprendió al ver a la niña en el bote de desperdicios. La recogió y llamó a las autoridades.

Recientemente conmocionó al mundo la imagen de un bebé recién nacido atrapado en la tubería de un retrete en un complejo residencial en China. Su llanto fue escuchado por una vecina del piso bajo y avisó a la policía. Los bomberos extrajeron con todo cuidado el tubo del drenaje y lo llevaron al hospital. Un blogger chino comentó: “La política gubernamental de ‘Sólo un hijo’ nos ha convertido en bestias. Nuestro recién elegido presidente habla del ‘Sueño Chino’, pero ¿es ésta la manera de iniciar la vida, en un retrete?”

La política de ‘Sólo un hijo’ ha provocado 300 millones de abortos y 200 millones de mujeres esterilizadas. Cada matrimonio chino puede tener sólo un bebé. El segundo hijo es abortado. ‘Sólo un hijo’ ha tenido consecuencias imprevisibles. ‘Cuatro a uno’, un hijo nacido en los 80 hoy tiene que mantener y cuidar a sus padres y a sus abuelos.  ‘El Síndrome del Pequeño Monarca’: un niño único, sobreprotegido, con incapacidad de contender en el mundo de los adultos, el número de suicidios es elevado porque nunca tuvieron que competir con otro hermano o hermana y se sienten impotentes ante los desafíos del mundo moderno. No hay suficientes jóvenes con quienes casarse. Se calcula que 50 mil mujeres por año son secuestradas de países vecinos y vendidas como “novias” en China.

El profesor Paul Yip declaró: “En China la vida humana es barata; eso no es un fundamento sólido para nuestra sociedad. El valor que le damos a la vida refleja nuestra posición moral como sociedad.

Cuando una sociedad pierde sus valores, ¿cómo los recupera? ¿Cuáles son los valores que mantienen a una sociedad sana? ¿Existen valores que puedan asumirse en forma universal? Michael Josephson, fundador del Instituto de Ética en La Joya, California, declara que existen valores primarios en el individuo para el funcionamiento de una sociedad digna: Confiabilidad, respeto, responsabilidad, justicia, compasión y ciudadanía. Los valores básicos mínimos del género humano. Asegurando esas seis columnas cada individuo puede, y debe, construir su propio edificio, agregando los valores propios de su cultura y religión. Sin los valores primarios, el individuo pierde su dignidad de persona, y la sociedad se convierte en un medio hostil y depravado. Josephson hace hincapié en que antes de enseñar valores, deben atenderse dos aspectos fundamentales: la pobreza y la desesperanza. Remediar éstos es el requisito para fortalecer las Seis Columnas de la Persona Humana.

¿Cómo enseñar responsabilidad a una juventud que vive la libertad irreflexiva de la revolución sexual? ¿Cómo enseñar compasión, confiabilidad, respeto, justicia, ciudadanía? ¿Dónde encontrar maestros y padres de familia que practiquen estos valores? Si no, ¿cuántos niños morirán entre la basura?

Blanca Esthela Treviño de Jáuregui

 

Entre loros y soldados

Un excomunicador de primer nivel, titular en su tiempo de un noticiero radiofónico con difusión nacional, como casi todos los de su estirpe, loros y soldados del sistema -que pululan en el México  de hoy, con muy honrosas excepciones- que siguen una línea editorial enfocada a la manipulación social, adoctrinamiento subliminal de las masas y protectores de los grandes intereses, arguyo, por supuesto veladamente, escudándose para justificar la distorsión y el maquillaje de las noticias y comentarios, en una supuesta ética, sustentada en la hipótesis de evitar encender e incendiar el ánimo social. 

No olvidar la verdad no incendia sino concientiza, cultiva, desarrolla, libera y que el engaño acumulado, cuando la verdad emerge es un verdadero detonante del incendio que “pretenden” evitar.

Francisco Benavides Beyer

 

Tenemos que hacer algo

Cuando la impunidad es el pan de cada día, cuando el dinero del erario se reparte entre partidos y poderes ineptos y corruptos, cuando la libertad se negocia y la muerte se prescribe para callar a los molestos, cuando el “amparo” se prostituye, cuando la prensa desorienta y la televisión fabrica ilusiones e idiotiza, cuando los criminales están libres, algunos con fuero y varios inocentes encarcelados, cuando mantenemos una institución nacional de las más costosas del mundo para cuidar que a los criminales no se les violen sus derechos, cuando los bancos cobran decenas de veces más caros su servicios que en su país de origen, cuando tenemos que tragarnos nuestro dolor porque el reclamo desestabiliza: poco queda por hacer... pero tenemos que hacer algo, con nuestro voto, nuestra actitud, nuestro derecho.

Sergio Zepeda C.

 

Mail: acentos.gdl@milenio.com

Fax: 3668-3105

Carta: Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.