Los correos del público

Los correos del público

Amargo adiós

En distintos países de América Latina es implementada la democracia directa a través de la consulta popular, el plebiscito o el referéndum. Las experiencias de Italia, de algunos estados miembros de los Estados Unidos de Norteamérica, pero sobre todo el caso de Suiza, es el ejemplo más citado y estudiado. En México, hoy pasa por una crisis de credibilidad de partidos políticos, en el Pacto por México 2014 incluyen un mecanismo de participación ciudadana. Sin embargo solo fue un espejismo para la democracia mexicana, maquinada por nuestros representantes populares en ambas cámaras, el pasado 3 de noviembre, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) rechaza por unanimidad las solicitudes tanto del PAN que consistía en someter a consulta el monto del salario mínimo, PRD y Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), pretendía consultar la reforma energética de abrir el sector a la inversión privada y por último la del PRI, que buscaba preguntar al pueblo de México, si estarían de acuerdo o no con reducir el número de legisladores federales de representación proporcional, argumentando que con esta medida se ahorrarían recursos públicos.

Amargo adiós a la consulta popular, toda vez que ya no se podrá realizar ninguna, pues el plazo para presentar solicitudes venció el pasado 15 de septiembre. El máximo tribunal de justicia declara la inconstitucionalidad, porque se trata de un tema que se relaciona con la materia electoral y, por ello queda dentro de los que la Constitución federal prohíbe someter a consulta, además de formar parte de los derechos humanos, la seguridad nacional, la organización y el funcionamiento de las fuerzas armadas y lo ingresos y gastos del Estado. Ahora deberán de rendir cuentas los legisladores a sus gobernados y que les quede como lección que las reformas constitucionales y leyes reglamentarias no se hacen sobre las rodillas, se preocuparon por muchas restricciones pero se olvidaron del resultado jurídico que pudiera arrojar el día de la jornada electoral.

La Constitución Federal prohíbe el ejercicio de democracia directa en asuntos relacionados con los ingresos y gastos del Estado. En el caso de la reforma energética tiene que ver con la fuente de un tercio de los ingresos públicos. La eliminación de los diputados federales, se trata de un tema electoral que también está prohibido de ser objeto de consulta popular de acuerdo a la constitución, en una de sus propuestas de reforma; la iniciativa de la Ley Federal de Consulta Pública, omitieron reglamentar las salvedades establecidas en la fracción VIII del artículo 35 de la Constitución, limitándose, en el artículo 11 de la ley federal a transcribirlas. 

Hubiera sido sin duda, un buen ejercicio en la jornada electoral, hubiera servido de impulso para la participación ciudadana de manera directa, por los cuatro temas que habían sido propuestos por los partidos y más aun cuando se llevan a cabo elecciones intermedias en el país, los indicadores en la votación del padrón electoral son muy bajas.

Casualmente se aprovechó la atención mediática en el caso, (delicado sin duda), de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Iguala, aun no hay reacciones de los partidos políticos, por el rechazo inconstitucional.

Ahora sin duda deberán de impulsar en los Tribunales Internacionales como la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, para que exhorte nuevamente reformar la Constitución Mexicana y sus leyes reglamentarias en lo que refiere a la consulta popular para el 2018, así ocurrió con las candidaturas ciudadanas, “caso Castañeda Gutman vs Estados Unidos Mexicanos”. Un desgaste innecesario que solo pone a México en tela de juicio por su estilo de democracia mixta representativa.

J. Alberto Zaragoza Ruiz

***

El jardín de la corrupción

La semilla de la impunidad da como fruto la corrupción, y la corrupción da más semillas de impunidad, esto se expande como la maleza y las plagas hasta cubrir todo el campo e impedir que se den los frutos buenos, del mismo modo mientras nuestro gobierno no combata de lleno con la maleza de la corrupción e impida nuevos brotes de la semilla de la impunidad, seguiremos viendo solo frutos podridos como las matanzas de Tlataya, Ayotzinapa y miles de actos de corrupción que se dan por todo el país.

Nadie en su sano juicio espera que un árbol de manzanas dé peras, mucho menos si todo el campo está lleno de maleza y plagas, no sé por qué seguimos esperando tener buenos políticos si no son más que el fruto natural de la sociedad plagada de corrupción donde la maleza predomina sobre los frutos buenos, urge limpiar nuestro querido México de la maleza de la corrupción, después mantenerla a raya impidiendo nuevos brotes de impunidad, para que al final surja un fabuloso jardín lleno de sabrosos frutos multicolores repletos de vida y salud. ¿Cuándo despertarán los jardineros?

Mario Benítez Morán

 

Mail

acentos.gdl@milenio.com

Fax

3668-3105

Carta

Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.