Los correos del público

Los correos del público

Medio lleno, medio vacío

Cuando una persona percibe mensualmente cerca de doscientos mil pesos, utiliza como medio de transporte vehículos blindados propiedad del gobierno estatal y le acompañan en sus recorridos buen número de guaruras y policías armados, cuando vive en una zona residencial exclusiva donde mantiene constantemente un gran número de guardias armados y su residencia posee alarmas de última generación y vive rodeado de videocámaras que sí funcionan, cuando cada uno de sus familiares de hasta segundo grado son acompañados a todas partes por numerosos policías armados, cuando en su trabajo le acompañan y resguardan también infinidad de elementos armados hasta los dientes, esa afortunada persona puede declarar que gracias a él la seguridad en Jalisco ha mejorado sustancialmente y que el nivel de satisfacción en todos los órdenes es mucho mejor que hace años. Dicha persona obviamente, es el responsable de la seguridad en Jalisco, Pero, si leemos el informe oficial imparcial y objetivo del Inegi a septiembre de 2014 derivado de una encuesta trimestral hecha entre miles de ciudadanos, encontramos lo siguiente: 67 de cada 100 personas mayores de edad han dicho que vivir en la ciudad es inseguro, que casi el 67 por ciento de las personas ha dejado de llevar objetos de valor por temor a ser asaltados, que el 66 por ciento considera que es poco a nada efectiva la policía estatal y municipal, que 61 personas de cada 100 no permiten salir  a sus hijos menores a la calle también por temor de que sean víctimas de delitos, y que 51 por ciento no sale de su casa después de las ocho de la noche por miedo a ser víctimas de delincuentes. Si leemos lo anterior podemos deducir entonces que la mayoría de ciudadanos piensa lo contrario a lo que dice el fiscal general de Jalisco. Convendría entonces que dicho funcionario saliera solo, a pie y sin guaruras a recorrer y valuar en forma objetiva por la noche las distintas zonas de nuestra ciudad, y luego en un ejercicio democrático y libre de signos políticos caminara también solo y sin guaruras por colonias como la Echeverría, Auditorio, Postes Cuates, Miravalle, Polanco, y después nos platicara su impresión de cómo observa la seguridad en nuestra zona metropolitana, bueno si es que sobrevivió a esa aventura a la que todos los ciudadanos nos enfrentamos día a día, noche a noche.

José Ramón Resendiz González

***

Detención de capos

En pocos días los medios de comunicación nos han informado de la captura de grandes capos del narcotráfico, primero fue Héctor Beltrán Leyva  El H, y luego Vicente Carrillo Fuentes El Viceroy, pero esto ya no causa ninguna sorpresa, ni se espera que nada cambie con la captura de los delincuentes, pues más tardan en cortar una cabeza del narco, que en surgir otras dos más sanguinarias y violentas que la anterior, tal como la mítica hidra de 100 cabezas, tal como lo vimos hasta la saciedad con Calderón.

Incluso ahora vemos que capos que agarraron en el gobierno de Calderón como Rogelio González Pizaña alias El Z-2 o El Kelin salen por la puerta de la prisión en poco tiempo a pesar de cientos de asesinatos del Cártel de Los Zetas, atrapar capos es necesario pero queda claro que por ahí no está la solución de fondo a la violencia, lo que se necesita es prevención, legalización, cero tolerancia a la corrupción e impunidad, porque si no, están como aquellos que luchaban contra los efectos de inundación sin tapar el hoyo de la presa que era el origen de todos los males.

Martín Arellano Martínez 

***

Comparaciones

Dicen que las comparaciones son odiosas pero dejan muy claro quién es mejor o peor. Con Peña Nieto el crecimiento económico ha sido en promedio de 1.5 por ciento con Calderón en 2012, sin reformas, ya crecíamos al 4 por ciento, con Calderón había violencia pero no había matanzas del gobierno contra la población, hoy la violencia sigue y ya llevamos dos matanzas muy graves, la de Tlatlaya, Estado de México, por el Ejército ejecutando a 22 personas, y la de Iguala, Guerrero, con 43 estudiantes quemados a manos de policías municipales.

Los casos públicos de corrupción de panistas son más anecdóticos que daños a la población o al erario, jóvenes que se creen nazis, diputados que hacen fiestas con mujeres de la vida galante, un miembro de bajo nivel que llamó simio a Ronaldinho, que en nada se comparan contra casos del PRI como el de el dirigente petrolero Romero Deschamps, o el de Humberto Moreira que nadie sabe dónde quedaron los 35 mil millones con que endeudó a Coahuila por varias  generaciones, o el caso del narco-gobernador Vallejo en Michoacán, donde su familia y colaboradores más cercanos colaboraban con el capo del narcotráfico La Tuta, entre decenas de casos similares.

El mismo PRD aparece hoy con su gobernador en Guerrero y el presidente municipal en Iguala metido hundido hasta el cuello en lodo de la corrupción, en otros rubros como deporte, macro-economía, salud, los logros con gobiernos del PAN fueron reconocidos por propios y extraños, creo que últimamente se ha juzgado duramente a los panistas, pero sin duda han sido los menos peores de los gobernantes que padecemos en este país.

Jonathan González Espinoza

***

México bronco: la fórmula

La lógica generó múltiples advertencias en el pasado reciente de que el monstruo del México bronco se avistaba. Finalmente la pesadilla cobró vida y surgió con un realismo avasallante y estremecedor en su máxima expresión. La fórmula para darle vida y permanencia al Frankestein que nos está paralizando es muy sencilla: corrupción + pobreza + sobrepoblación + hambre=engendro. Hasta que se rompa el círculo vicioso -macabro por sus efectos- de la corrupción, simulación e impunidad que impera en nuestra geografía, se considerará colocada la primera piedra para la construcción de una solución. Los correctivos a la fecha ni siquiera se vislumbran.

Francisco Benavides Beyer

***

Banquetas invadidas por automóviles

No nada más los que circulan son los culpables de los accidentes viales, también hay que ver y multar a los automovilistas que invaden las banquetas obligando a peatones y ciclistas a bajarse a la cinta asfáltica con el riesgo de ser atropellados y de paso multar a los establecimientos que lo permiten. Secretaría de Movilidad, te la dejo de tarea. Foto y texto: Humberto Rivadeneyra


Mail

acentos.gdl@milenio.com

Fax

3668-3105

Tel

3668-3100 ext. 33121

Carta

Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.

Aquí las fotos

Envíe sus imágenes a internet.gdl@milenio.com