Los correos del público

Los correos del público

Solidaridad con Ayotzinapa

¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

¡Presentación con vida de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa, desaparecidos!

¡Ante el crimen de estado, ni perdón, ni olvido! ¡Justicia!

En la noche del 26 de septiembre pasado, en Iguala, Guerrero, los estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa que viajaban en varios autobuses hacia la ciudad de Chilpancingo, fueron agredidos a balazos de forma indiscriminada por la policía municipal y sujetos desconocidos que portaban armas largas, dejando como saldo del criminal ataque hasta el momento siete personas muertas, tres de ellas estudiantes, además de decenas de heridos y 43 desaparecidos, incluidos los que fueron secuestrados por la policía.

Este hecho criminal se suma a otras acciones represivas en contra de los estudiantes por parte de las policías de distintos niveles, como la ocurrida a finales del 2011, en el operativo de desalojo en la Autopista del Sol, donde fueron ejecutados tres estudiantes; otros más heridos de bala y decenas detenidos arbitrariamente. Hechos que aún permanecen impunes.

Por su parte, a pesar de la gravedad de los lamentables hechos y las reiteradas denuncias por parte de estudiantes y familiares de los desaparecidos exigiendo justicia y la urgente presentación con vida de los 43 normalistas detenidos, las autoridades estatales y federales hicieron tortuguismo, actuando con deliberada negligencia y omisión. Sólo ante el reclamo de organismos internacionales y la opinión pública mundial horrorizada ante el escandaloso crimen de Estado cometido en contra de los estudiantes de Ayotzinapa y la matanza en Tlataya, Estado de México, donde fueron masacrados por el ejército 21 jóvenes presuntos delincuentes, las autoridades federales y estatales encargadas de la impartición de justicia tímidamente se han visto obligadas a investigar, sin esclarecerse debidamente aún los hechos ni presentar con vida a los desaparecidos.

Ante esta situación en un país donde las desapariciones, la tortura y el crimen se han convertido en hechos cotidianos; donde reina la impunidad, la injusticia, el tráfico de influencias y la colusión por parte de la fuerza pública con organizaciones criminales como las que operan en el estado de Guerrero, en complicidad o bajo la vista gorda de autoridades corruptas de todos los niveles, la represión y el asesinato de jóvenes estudiantes de extracción popular que defienden la educación pública no son hechos aislados, sino un crimen de Estado y un acto de lesa humanidad.

Por tal razón, las organizaciones, ciudadanos, jóvenes y estudiantes que suscribimos este pronunciamiento, hacemos nuestros los reclamos y exigencias de las familias y compañeros de las víctimas para que se haga justicia y se presenten vivos a los 43 desaparecidos, rechazado con indignación las falsificaciones del gobernador y sus colaboradores, quienes también son responsables de los hechos y cómplices de los ejecutores de este crimen.

Denunciamos la conducta omisa del Poder Ejecutivo federal, a cargo del señor Enrique Peña Nieto; al sistema político mexicano, corrupto y antidemocrático, sostenido por partidos políticos mafiosos y funcionarios ligados al crimen organizado; un Estado asesino y represor que exhibe el grado de descomposición y crisis a que ha llegado.

Exigimos se lleve a cabo una investigación independiente, expedita y eficiente de los hechos criminales y represivos ocurridos en Iguala en contra de los estudiantes normalistas y se castigue ejemplarmente a los policías responsables de las ejecuciones extrajudiciales, así como a las autoridades municipales, estatales y federales que omitieron y consintieron las graves violaciones a los derechos humanos.

Demandamos se garantice la seguridad e integridad de los estudiantes que han denunciado los hechos y de los defensores que acompañan en su proceso a los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, protegiendo los derechos humanos y las libertades fundamentales reconocidas universalmente.

Amnistía Internacional, Asamblea Estudiantil de la UdeG, Colectivo Grito Proletario, Movimiento Libertario 28 de Mayo, #Yosoy132 Gdl, 35 organizaciones y 65 personas más

 

Autoritarismo

Qué diferencia la huelga de estudiantes del Politécnico con la masacre de Tlatelolco, el 2 de octubre, a 46 años de distancia, no se puede olvidar, una de las grandes heridas de nuestro país. En medio de las protestas conocimos a un secretario de Gobierno que atendió a los estudiantes, nos mostró que en nuestro país no hay un gobierno autoritario como el de Díaz Ordaz en el 68. La actitud del secretario Osorio Chong dialogando con los estudiantes, no sé si fue planeada o circunstancial, pero tuvo el acierto de dar la cara y atender sus demandas. Sin embargo, nos deja preocupados, no estamos tan seguros que los estudiantes tengan o no la razón, pero no sueltan el poder. Osorio Chong quiso resolver el conflicto en ese mismo momento y el líder por capricho no aceptó la propuesta. Dialogué con estudiantes que en verdad les interesa adquirir conocimientos y les molestan las huelgas, me comentaron que quieren que se reinicien las clases, además dicen que hay grupos que hacen huelga hasta por el papel del baño. Sabemos que los extremos son malos, el gobierno autoritario del 68, que para reprimir utilizó la violencia y el otro permisivo, que para evitar más bronca les otorga todas sus peticiones. El modelo permisivo es el que se vive en las familias, los hijos tienen el control, exigen sus derechos pero no aceptan responsabilidades. Incluso los maestros carentes de pedagogía no pueden controlar una clase, de tal manera que a falta de autoridad utilizan el poder, los suspenden de clases, sin un manejo adecuado no les queda de otra que correrlos de la escuela, incrementando la lista de ninis. Estamos en el ensayo y error en cuanto a autoridad se refiere, no podemos decir que nuestro país vive en democracia, las familias no están listas. Para vivir en democracia necesitamos una autoridad firme, congruente que transmita valores básicos como respeto, tolerancia, honestidad y responsabilidad, entre otros. Puede existir orden sin democracia, pero no puede funcionar la democracia sin orden.

Rosa Chávez Cárdenas

 

Mail: acentos.gdl@milenio.com

Fax: 3668-3105

Tel: 3668-3100 ext.33121

Carta: Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.

Aquí las fotos: Envíe sus imágenes a internet.gdl@milenio.com