Los correos del público

Los correos del público

Ley de la Niñez

 ¿Qué opinaría usted como madre o padre de familia del hecho de que, de acuerdo a una nueva ley, se le retire en la práctica el derecho a educar y formar a sus hijos de acuerdo a sus principios y valores y a la religión que profese?

¿Qué pensaría de una ley que con el pretexto falaz de defender los “derechos sexuales y reproductivos” de niñas, niños y adolescentes le retire a usted la facultad de educar a sus hijos para que, en su momento, cuando estén maduros para ello, ejerzan con responsabilidad y respeto su sexualidad?

¿Le parece adecuado que el Estado se arrogue facultades que le permitirán, si así le parece conveniente, proporcionar incluso tratamientos abortivos a sus hijas niñas y adolescentes sin que usted pueda ya no sólo intervenir sino siquiera opinar al respecto?

¿Podría usted pensar, sin indignarse legítimamente, en que a futuro se le podría prohibir instruir a sus hijos en cualquier religión o llevarlos con usted a eventos religiosos porque con ello violará la libertad de pensamiento y creencias de niñas, niños y adolescentes, de acuerdo al espíritu de una nueva legislación?

¿Me cree alarmista? Lea con detenimiento y analice a profundidad la nueva “Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes”, aprobada por el Senado de la República y cuyo articulado en general vulnera los legítimos derechos de los padres a criar, educar y formar a sus hijos y prácticamente les retira cualquier facultad para actuar en estos aspectos, otorgándosela, en cambio, al Estado.

Dicen los senadores que “el espíritu” de la ley es que el Estado haga respetar los derechos –entre ellos los muy discrecionales e indefinidos “sexuales y reproductivos”- que ahora les “otorgan” a niñas, niños y adolescentes. No les importa que para ello hagan a un lado a los padres y tutores.

Eso mismo dijeron Hitler, Mussolini, Stalin y en general todos los dictadores totalitarios y fascistas que han puesto al Estado por encima de los derechos de las personas y han querido arrogarse la facultad de decidir el futuro de la niñez sin intervención de los padres o tutores.

La nueva Ley, que no merece ese nombre, pasó ahora a la Cámara de Diputados. Si estos realmente quieren honrar su carácter de representantes populares, deberán defender los derechos legítimos de madres y padres de familia a la vez que los de los niños y reconocer que en estas materias la intervención del Estado debe tener solamente el carácter de supletoria y subsidiaria.

¿Qué hay que proteger a la niñez? ¡Por supuesto!, pero ya existen normas que lo hacen. En todo caso, habría que perfeccionarlas y apoyar de manera más eficiente a padres y tutores para que estén en posibilidad de darle a niños y jóvenes alimentación, educación, esparcimiento y las oportunidades de desarrollarse integralmente como personas, cosa esta última que ningún Estado o Gobierno puede realizar pasando por encima de los padres, salvo en los casos en que estos incumplan por dolo o indolencia sus deberes para con la prole. Toca a los diputados enderezar el rumbo y corregir los dislates del Senado. Y si no lo hacen, en última instancia el Presidente Peña Nieto tendrá el deber para con todos los mexicanos de vetar esa ley absurda, fascista y totalitaria.

La nueva Ley nos coloca en el primer escalón hacia un Estado totalitario y fascistoide. Como mexicanas y mexicanos libres, no debemos, no podemos, permitirlo.

Pedro Rubén Romero Olivera 

 

Del equipo CCTV
Al colocar los postes y las videocámaras en la zona metropolitana, quienes lo hicieron no tomaron en cuenta que esos valiosos equipos requieren espacios abiertos, libres de obstáculos para cumplir con su objetivo de transmitir imágenes para que sean evaluadas y se tomen las medidas que correspondan. Por simple sentido común, las autoridades de seguridad del estado debieron en su momento exigir que las videocámaras no se instalaran cerca de árboles, anuncios espectaculares, etcétera, que pudieran obstruir la visibilidad de esos equipos. Es muy probable que más del 40 por ciento de las cámaras en la ZMG estén siendo obstruidas por las ramas de árboles. Cientos de millones de pesos de la enorme inversión que se viene haciendo desde 2010 son desaprovechados y no se cuenta dentro de todo el enorme aparato de la Fiscalía General de Jalisco con una persona con sentido común que haga notar y corregir esta gravísima negligencia. En muchos casos bastaría inclusive con que se podaran las ramas más próximas a los equipos, esperemos que a alguien se preocupe por hacerlo.

José Ramón Resendiz González



Grilla LED

Con relación a la portada de  MILENIO (viernes 10 de octubre) en la que se reproducen las críticas a las “Administraciones pasadas” por la instalación de luminarias de LED en vez de las tradicionales señalando lo dicho por  un “experto univerisitario” (de la UdeG), el Ing. Antonio Gómez Reyna, quien afirma (no creo que por ignorancia) que las “las lámparas LED no están diseñadas para alumbrar sino para iluminar”... sólo que el diccionario de la Real Academia Española establece que ambos términos son sinónimos.

Quizá para el “experto en alumbrado (o iluminado)” de la UdeG no sea relevante que el consumo de energía eléctrica de las luminarias tradicionales sea tres y hasta cuatro veces mayor que el de las luminarias de LED, lo cual en sí mismo es una justificación para instalarlas.

Falso lo que dice el Ing. Gómez Reyna en el sentido de que la empresa: Led Lumina Leasing SA de CV que se dedica a instalar las luminarias LED sea propiedad de un hermano del ex gobernador Emilio González (nunca dicen el nombre y Emilio González tiene muchos hermanos), al parecer la empresa tiene, entre otros socios, al señor Fernando Morán Guzmán, ex alumno de la UdeG que fue alcalde de Autlán, Jalisco, y no tiene relación de parentesco con Emilio González (ni con Fernando Guzmán aunque tenga el mismo nombre y un apellido).

Creo que en la UdeG no han entendido todavía que criticando sin fundamento a las “adminiwstraciones anteriores” le allanan el camino a  Enrique Alfaro... y no creo que al líder moral de la universidad le convenga ¿o sí?

Luis J. Jiménez Manzo

 

Mail: acentos.gdl@milenio.com

Fax: 3668-3105

Tel: 3668-3100 ext.33121

Carta: Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.

Aquí las fotos: Envíe sus imágenes a internet.gdl@milenio.com