Los correos del público

Los correos del público

Mail

acentos.gdl@milenio.com

Fax

3668-3105

Carta

Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.

• • •

La corrupción vial

Corrupción. Sayed y Burce (1998) definen la corrupción como “el mal uso o abuso del poder público para beneficio personal y privado”. Dentro de las diversas formas de corrupción, algunas de ellas son las extorsiones: “hecho punible consistente en obligar a una persona, a través de la utilización de violencia o intimidación, a realizar u omitir un acto jurídico o negocio jurídico con ánimo de lucro y con la intención de producir un perjuicio de carácter primordial o bien del sujeto pasivo”. Siento que lo anterior han querido hacer con quien esto escribe, según me lo hace saber el Jefe de la Oficina de Recaudación Fiscal Metropolitana No.5, Lic. Hugo Francisco Robles Ramos, en virtud de que la Secretaría de Vialidad, Tránsito y Transporte del Gobierno del Estado de Jalisco, le turnó boletas que un Agente Vial -no se anota su nombre- entregó donde consta que este tenor infringió la ley de los Servicios de Vialidad... al conducir vehículo de motor haciendo uso de aparatos de telefonía móvil, no habiendo cubierto el importe por tal infracción. Lo anterior consta en un documento de Requerimiento y Embargo por la Omisión del Pago de Infracciones a la Ley y Reglamento de los Servicios de Vialidad, Tránsito y Transporte, que encontré la tarde del día 15 de este mes en la cochera de mi domicilio. Leí el fundamento legal de dicho Requerimiento y Embargo..., el cual contiene 18 artículos de tres leyes, 20 artículos de un código y 12 artículos de un reglamento, en total 50 artículos y una serie de fracciones -por poco y me vuelvo loco-, todo por 192.28 pesos, importe de la infracción por no haberla pagado en su momento -mayo de 2013-...porque no la cometí y nunca me lo hicieron saber. Todo lo supe hasta que leí el multicitado Requerimiento y Embargo..., de una infracción que según el Agente Vial me entregó, solamente que este tenor, en la fecha -18 de mayo de 2013- que consta en el folio levantado, estaba recién operado del cráneo de un hematoma subdural frontal del lado derecho, según consta en documentos médicos y de imagenología que obran en su poder, por lo cual estuvo un mes fuera de toda actividad por rehabilitación con la instrucción del médico cirujano de no manejar en el transcurso de un mes, tiempo que mi automóvil estuvo estacionado, sin usarse por nadie. En concreto, todo parece ser una infracción “fantasma”, motivo de captación de ingresos en forma corrupta respaldada por un andamiaje legal, 50 artículos mencionados en el párrafo cinco, para cobrar una cantidad de 1,261.90 pesos que de no pagarse -lo cual no hice por no encontrarme en mi domicilio- entonces procedería el embargo por parte del Ejecutor Fiscal en bienes de mi propiedad, en garantía de algo de lo cual no fui causante. Por esto comento lo de lo la “extorsión”, porque eso parece, pero cobijada por la ley.

Por lo anterior me pregunto, ¿hasta cuándo seguiremos sufriendo esta clase de atracos?, y no en despoblado sino en una ciudad que se precia de moderna y saturada de institutos que se supone deben de velar por nuestra libertad y seguridad en todos los sentidos. Gobiernos van, vienen, de diferentes ideologías y las cosas no cambian. Por tal motivo, la noche del 15 opté por no gritar: ¡Viva México cabrones”, pero en su lugar gritar: ¡Cabrones, dejen vivir a México!

Carlos David Meza Flores

• • •

¿Dar o pedir?

Es común escuchar en misas, eventos y en declaraciones a los medios, que representantes de la iglesia católica de todas las jerarquías-“exclusivos voceros de Dios”- piden por los enfermos, por los pobres y por otras causas nobles, pero ¿no sería mejor que con sus abultadas finanzas, en lugar de pedir, se determinen a dar?

Francisco Benavides Beyer