Los correos del público

Los correos del público

Elección perredista

Claro que la elección perredista fue un ejemplo, pero de la forma en que no debe conducirse un partido político. Pero pedirle a los partidos políticos que sean meandro de legalidad, civilidad y honestidad, equivale a pedirle al Mayo Zambada que cambie de ocupación. Los partidos políticos, a lo sumo, son agencias de colocaciones, cofradías de embaucadores organizados para delinquir. Son la escuela donde se forman los futuros funcionarios y representantes públicos, de aquí la venalidad, arrogancia e impúdica con que actúan. Y son doblemente cínicos, porque en lo oscurito acuerdan joder al pueblo, y luego de la traición, sumisa y humildemente le piden su voto, para volver a apuñalarlo, y así sucede cada tres y seis años. Pero en la reproducción de este detritus político debemos admitir la parte de culpa que nos corresponde, como pueblo agachado. Humberto Eco sostiene que los latinos somos cobardes, ¿será? Ahora bien, si como ciudadanos nos sentimos impotentes ante el desbordado cinismo de los partidos políticos, creo que sí podemos hacer algo en su contra. No votar por ningún candidato, o en su defecto, acudir a las urnas y anular todas las boletas. Que no nos engañen con que no ir a votar beneficia a tal o cual partido político o es una forma de validar las porquerías electorales, porque al final de cuentas por el que votemos resulta igual o peor, y los que blandían el lábaro de la decencia y la sagrada defensa de los intereses populares, resultaron rufianes análogos o más infames que los conocidos. El que fuera el INE quien organizara la elección, es prueba irrefutable de que el cáncer que pudre a los partidos políticos, está tan enraizado y extendido que no basta con extirpar un miembro para salvarlo, hay que reconstruir el organismo completo. Estas elecciones debió organizarlas David Copperfield, para que los perredistas tuvieran margen para alegar que todas las trapacerías denunciadas por las tribus, fueron simple ilusión.

Así que hagamos esta revolución civil, ¿o cuál otra proponen?

Gustavo Monterrubio Alfaro

 

Reformas en proceso

Michelle Bachelet está por cumplir su séptimo mes de mandato bajo una sombra de incertidumbre para el futuro económico y educativo chileno. Las reformas estrellas que en su inicio prometió ejecutar de forma eficaz y concreta hoy se escuchan anunciar cada vez más alejadas de la realidad. La aprobación de la jefa de estado no satisface a la mayoría, pero lo cierto es que la reforma tributaria, la cual fue recientemente aprobada por el Senado de dicho país, está por concretarse en los próximos días, lo que detonará e impulsará a las siguientes en materia de educación, salud y seguridad social. Después de todo el retorno de la izquierda en Chile parece ser que logrará restablecer y borrar el daño que el país sufrió durante los años de la dictadura. Finalmente el país ha tomado las acciones necesarias para retomar su camino democrático pese a que la aprobación de Bachelet hoy se encuentre en su punto más bajo desde el inicio de su mandato.

Flavio Cabrera

 

Para mover a México

En las circunstancias actuales que vive México, no obstante las mágicas reformas a diversas leyes, novedosos programas de carácter social y las monumentales inversiones que se aproximan, es más fácil desplazar una montaña a que la micro economía ,-es decir la que refleja el bienestar de los mexicanos, la que impulsa el consumo y detona la economía doméstica- impacte positivamente los bolsillos de los mexicanos, porque obviamente la corrupción generalizada y despiadada que ha imperado ha impedido por décadas que el flujo de los recursos permeen a los más de 50 millones de pobres que registra nuestra patria, produciendo como consecuencia   hambre y ésta a su vez deriva en el escalofriante nivel de delincuencia que nos azota a lo largo y ancho de nuestra geografía. México se moverá y tendrá un verdadero desarrollo en cuanto el  tumor de la corrupción sea extirpado, lo demás es palabrería y erogaciones sin retorno

Francisco Benavides Beyer

 

Prioridades

Mucho bombo y platillo para anunciar la obra del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México pero solo beneficiara a la población más rica del país ya que 80 por ciento de la población jamás se ha subido a un avión. Queda claro que las clases privilegiadas serán la prioridad de este gobierno. Es ofensivo que en un país con tantas necesidades básicas sin cubrir, teniendo 50 por ciento de la población bajo la línea de pobreza y 15 por ciento en pobreza extrema nuestra prioridad sea una obra para ricos, si de verdad es un negocio autosustentable por qué mejor no construirlo con capital privado y usar ese dinero en llevar agua, drenaje, electricidad, escuelas, hospitales a millones que carecen de ello. Esto me recuerda a aquellos que vivían en casa de cartón con su antena parabólica a un lado.

José de Jesús Ornelas Jiménez

 

Mail: acentos.gdl@milenio.com

Fax: 3668-3105

Carta: Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.