Los correos del público

Los correos del público

Canonicemos a los Plurinominales

A todos aquellos Diputados y Senadores elegidos por representación proporcional que alguna vez hicieron bien su trabajo -algunos mejor que los que elegidos por la “democrática” mayoría relativa-, y con todos mis respetos a Jaime Sabines por deconstruir su obra de arte:

Das la voz a las mayorías y no eres diferente que aquellos que pueden llegar a traicionar a la gente que alguna vez votó por ellos; por un poco de votos limosneados de varios distritos -dentro de tus circunscripciones-, te dan el mismo valor que aquellos que son el símbolo de nuestro sistema democrático. No exiges ser venerado y respetado, aunque a veces imitas a los demás con sus actitudes prepotentes y corruptas, pero no eres celoso, no pasas desapercibido de nuestras humildes críticas, atendemos más a tu actuar.

No obligas a nadie a votar por ti y sin embargo sin querer recordarlo, lo han hecho, tampoco pides reconciliación porque crees llegar ahí sin nosotros. Y aunque también chupas el presupuesto y el tiempo para hacer “democracia”, sigues estando limpio de culpa dentro de nuestro maquiavelismo, nos recibes, a veces nos escuchas y atiendes, tienes algunos valores que a otros les hacen falta (a pesar de nuestro menosprecio).

Eres joven en nuestro sistema y tan pronto te hemos rechazado, tú mismo te quieres ir de este sistema y tú mismo quieres permanecer para seguir dando voz a las minorías. Encuentras la fórmula de los desencantados y desesperanzados, nosotros la encontramos para tu elección. Has educado a nuestro sistema, lo has hecho crecer, lo vestiste y desvestiste, lo reformaste y deformaste, fuiste preciso e impreciso, exacto a veces, desatinado algunas otras, pero siempre dócil a la manera política mexicana.

Quizá representes libertad y equilibrio, sigues ideologías como nosotros, algunas veces has sido fiel e infiel con tu género, pero siempre fiel a ti mismo, no sometes a recuerdos ni espera, porque siempre estás ahí aunque ahora queremos limitarte y reducirte a menor perpetuidad y presencia. Oficias en aquel burdel elegante, discreto y a veces pobre de valores, aquel burdel que nos gusta apostarle todo nuestro futuro por favores morales, económicos o políticos.

¡Oh!, Pluri amigo, no te vayas tan pronto, no reduzcas tu presencia, no te limites, te canonizo a un lado de los hipócritas y los perversos, te doy todos mis “no” en futuras consultas populares, te corono y me dispongo a cambiar las fórmulas para aprender de ti y mejorarte en todo el tiempo. Si tanto es tu afán de irte de aquí no te vayas sin antes cambiar las formulas, sin antes darnos una mejor opción, pero no te vayas para empeorarlo todo, no queremos perder tu desamparo de las mayorías estratosféricas, amplias y colmilludas.

Joseph Irwing Olid Aranda

 

Secuestros

Mi pregunta, ¿por qué si los secuestradores atentan contra la vida del secuestrado no se toma ya la decisión de implantar la pena de muerte y así evitaríamos cinco mil gendarmes, cárceles y corruptos? Ya basta, implántenla, les prometo que acabarían y dejarían en paz a la humanidad. Esos secuestradores solo buscan el dinero fácil, como nuestros queridos políticos también y no se tientan el corazón.

Alejandro Hernández Durán

 

¿Qué esperan?

No es para pensar, reflexionar o analizar. Es para implantar urgentemente el alcoholímetro en todas las ciudades de México, en especial, las que reciben visitantes nacionales, quienes por “naturaleza” nos caracterizamos por  transgredir de manera temeraria cotidianamente los reglamentos de tránsito.

En fines de semana, en ciudades como Cuernavaca, caracterizada por su muy poca o nula vigilancia vial, población que recibe a visitantes jóvenes y no tan jóvenes, que colman los antros, bares y balnearios, que vienen con la consigna de ingerir alcohol a raudales, se convierten en un verdadero peligro para la ciudadanía por los múltiples accidentes y tragedias que provocan.

¿Qué detiene a las autoridades viales? ¿Impopularidad por la medida? ¿Intereses? ¿Negligencia? ¿O esperan que se abulte la estadística negra para tomar decisiones en favor de la sociedad?

Francisco Benavides Beyer

 

Parque

El sábado 9 de agosto en el parque Rubén Darío, ubicado entre la avenida Rubén Darío y Jesús García, aproximadamente a las 5:00 p.m., estábamos jugando mi hermana, otros niños y yo, futbol en la cancha de básquetbol del mencionado parque, porque no  se nos permite jugar en el pasto y no hay cancha de futbol y la encargada, la señora Arcelia, nos ha indicado que ahí debemos de jugar.

Llegó una señora a decirnos que nos quitáramos porque ella iba a jugar ahí con sus niñas, le dijimos que habíamos llegado antes, nos insistía en que nos retiráramos, llegó mi papá y la señora  pedía que nos dividiéramos la cancha para jugar, él le explicó que había riesgo de que les diéramos un pelotazo.

La señora molesta expresó que si tal cosa sucedía nosotros tendríamos que pagar los gastos médicos, vino el marido de ella y llamó a la encargada, quien empezó a gritarnos y a decirnos que ahí no era para jugar futbol, siendo que ya en otras ocasiones hemos jugado por indicaciones de ella.

La señora empezó a gritar y amenazó con llamar a la policía, además de que aseguraba que ella era la que mandaba porque era la dueña del parque.

Ya en otras ocasiones la señora nos ha amenazado y dicho palabras altisonantes, por lo que creemos que no es justo que una empleada agreda así a los usuarios.

Desde aquí hago un llamado a Parques y Jardines para que esta señora Arcelia sea sancionada y se le indiquen cuáles son sus atribuciones como encargada del parque y no se sienta la dueña.

Jorge Antonio Gutiérrez Gutiérrez

 

Mail: acentos.gdl@milenio.com

Fax: 3668-3105

Tel: 3668-3100 ext.33121

Carta: Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.

Aquí las fotos: Envíe sus imágenes a internet.gdl@milenio.com