Los correos del público

Los correos del público

Haz tu ley

Con la nueva de los diputados del estado: Convocar a la población (organizaciones civiles, movimientos sociales, etc.) que están para que los alquilen. Una nueva forma de involucrar a la población para que hagan el trabajo de los diputados. Crear “iniciativas ciudadanas”, “haz tu ley”, ¡ja! ¿Y entonces para que están estos funcionarios? ¿No es acaso el trabajo de ellos? ¿Ya se les acabó la imaginación? Y ahora que sea el pueblo el que haga iniciativas. Eso es lo más cínico y descarado que pueden hacer los diputados, ello tienen la representatividad del distrito que los llevó a ese espacio y los que son pluris, la representatividad del “estado”. Estos han realizado un trabajo deficiente, inconsistente y de bajo perfil. El trabajo realizado por estos funcionarios se ha desbordado hacia el interior del Congreso, ya cazando aviadores, que a decir verdad y bajo la lupa analista, es una función de trascendencia histórica, ya ajustando la nómina, ya formando grupos elitistas dentro del mismo Congreso, ya despidiendo gente, la que dejó el PAN cuando vio que no iba a tener el control del Congreso. Tiene el descaro de crear su propia élite y se autocalifican como los G9, un grupo que se siente el salvador del mundo, se dan baños de pureza, son los buenos de la película, los que trotan tras los corruptibles. Pero, ¿realmente qué hacen? Estas son actitudes populacheras sin beneficio alguno para el pueblo, sólo entre ellos se entienden, mientras el pueblo clama porque se proceda conforme a justicia con las obras que atrofian la vida pública y ellos, ahora son cazadores de aviadores. Además, que sea una comisión ciudadana la que califique y cuide la Auditoría Superior. Parece que no hay más qué hacer, entonces que sea el pueblo a través de sus organizaciones, ya sean conservadoras, elitistas, liberales, religiosas, radicales, ultras, vaya cuadro de iniciativas, los que compaginan la situación del estado. Señores diputados ya déjense de actitudes populacheras, tomen el papel que les confió el pueblo, hagan valer su autonomía Constitucional. Cada día son más caros y más deficientes. Aprendan hacer historia, si no dejen el cargo.

Carlos Cortés Oyoque

 

Contaminación

Este fin de semana, tuve una reunión informal con el jefe de la oficina del Centro de Apoyo al Desarrollo Rural de la Sagarpa. Los argumentos que expuso dicho funcionario público, espero sean a título personal y no represente el sentir de la Sagarpa. El funcionario argumenta que primero está el desarrollo económico y después se preocuparán por todo lo demás. En tono irónico me dijo que si tenía alguna inconformidad que le escribiera al Presidente.

Señores funcionarios de la Sagarpa: La contaminación de las aguas y suelos causada por la producción agrícola intensiva, como es el caso la laguna seca de Sayula, se debe a la aplicación excesiva y/o inadecuada de fertilizantes y diversos compuestos químicos para sostener con vida artificial, cultivos no aptos para tierras y aguas de naturaleza alcalina como las nuestras. Es obligación de ustedes y demás dependencias federales relacionadas con el tema, cuidar las cuencas cerradas como la que ahora nos ocupa y nos preocupa. En Europa, señores funcionarios, los métodos de producción agrícola deben de ser compatibles con las exigencias de protección del medio ambiente y la conservación del espacio natural. La laguna seca de Sayula, aparte de ser una cuenca muy sensible dada su naturaleza (cerrada), es también un sitio RAMSAR protegido. Para usted, el interés económico priva sobre cualquier otra consideración. Por otro lado, tiene usted razón en afirmar que no es mi problema, que me regrese a Europa con mis hijos. Mis hijos, al ser ciudadanos europeos, no van a sufrir las afectaciones de sus nefastas y totalmente fuera norma y razón políticas agropecuarias. Al final de cuentas, serán las futuras generaciones de mexicanos los que paguen las consecuencias de sus irresponsables actos y omisiones. Con sus argumentos, que son empresas agrícolas muy fuertes y generan muchos empleos (mal pagados por cierto), espero les ajuste para ya no digamos sanear la cuenca de la laguna seca de Sayula, que les alcance para paliar las graves afectaciones a la salud de sus habitantes, dado que los recursos naturales les importan un bledo. Ánimo, van bien, están atentando contra su futuro, que con su salud lo paguen.

Federico González Alfaro

 

Programa

En el programa de mano del último concierto de la Orquesta Filarmónica de Jalisco (julio 2014) se advierte que para la tercera temporada se montarán dos óperas y ocho conciertos de variados compositores. Los ya comunes Strauss y Bruckner, además de música mexicana, rusa, navideña, etc. No se señala ningún ballet y se anuncian con bombo y platillo dos óperas escuchadas hasta el cansancio en Guadalajara y todo el país: Carmen y El elíxir de amor. Obviamente con un elenco, directores y músicos seleccionados por el director Marco Parisotto.  Llama la atención que al igual que en el periodo en que Alondra de la Parra fue la directora artística de la OFJ, Parisotto ha invitado a sus amigos, ignorando sugerencias y propuestas que en cierto modo podrían disimular su ideal artístico de compadrazgo y afectos. Por más buenos que sean sus invitados, deben escucharse las propuestas del entorno artístico local y apoyar al talento mexicano de calidad. Richard Strauss ha sido ya homenajeado en las temporadas anteriores con resultados más o menos interesantes, pero hay en los terrenos de la música clásica muchas otras opciones que equilibren tanto estruendo (Así Hablaba Zaratustra fue un verdadero martirio pues Parisotto le subió al volumen de manera exagerada). Los miembros del patronato deberían escuchar las opiniones del público pues a fin de cuentas somos quienes asistimos al teatro, no los amigos aristócratas que van por compromiso y con boleto regalado, además de las propuestas importantes que provienen de la gente conocedora. Y la secretaria de Cultura, Myriam Vachez, que llega tarde y muy sonriente a los espectáculos, pero se mantiene lejana a las peticiones, sugerencias y proyectos que vendrían a optimizar su labor hasta ahora invisible, también debería escuchar más. Luego nos preguntamos por qué nuestros artistas emigran y el público se ausenta del teatro. Ojalá todo cambie en los ámbitos de cultura de nuestro país y se disuelvan las mafias, dando lugar a la armonía entre las áreas de cultura del gobierno, los grupos artísticos, gestores y público. Lo único aplaudible de la temporada siguiente es que no se incluye a los directores Vladimir Gómez ni Héctor Guzmán, ambos tan malos como el director actual del Coro del Estado.

Javier Loaiza Pruneda

 

Mail: acentos.gdl@milenio.com

Fax: 3668-3105

Tel: 3668-3100 ext.33121

Carta: Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.

Aquí las fotos: Envíe sus imágenes a internet.gdl@milenio.com