Los correos del público

Los correos del público

Mail

acentos.gdl@milenio.com

Fax

3668-3105

Carta

Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.

• • •

Chuparse el dedo

La línea 3 del tren ligero es la mayor obra del sexenio en Jalisco, el mayor gasto y endeudamiento, la que va afectar la vida y el entorno de millones de tapatíos, pero nos dice el gobierno de Aristóteles  que no tenemos derecho a enterarnos de nada, que la información relativa a la obra es súper secreto de estado, toda información quedará enterrada y oculta a los ojos de los ciudadanos por 3 años.

¿Qué quiere ocultar el gobierno?  A mí ya me dio mucha desconfianza, los ciudadanos tenemos todo el derecho a saber en qué se gasta nuestro dinero, cómo nos va afectar la construcción, cómo afectará el entorno,  a opinar para mejorarla, solamente los ladrones y delincuentes necesitan hacer las cosas en lo obscurito.

La construcción de un sifón invertido al hacer  la línea 2 del tren ligero ocasionó la tragedia del 22 de abril,  la peor de la historia de Jalisco y el gobierno quiere que le creamos a ciegas que harán todo bien, ni que los tapatíos todavía se chuparan el dedo.

Mario Benitez Morán

• • •

Apología de un Campeón

En días recientes se leen miles de opiniones por todo tipo de personas. Pero no, esta no es otra de esas opiniones con alma de malinchismo que solo se basan en comparar a México con un país europeo; nada ganamos comparando a Alemania en todos sus aspectos con nuestro país porque sencillamente la forma de ser de la población es diferente. En cambio, en ocasiones debemos tomar ciertas virtudes y valores de otras sociedades para ser mejores, más no el decirlas será lo mismo que practicarlas. Alemania es Alemania y México es México, pero hoy es el momento de gloria del país germano. Hace cuatro años todos se servían de la plenitud deportiva de la madre patria, ahora es la reivindicación futbolística del equipo teutón, esto a la par de otros aspectos. Aquellos 24 años de sequedad no los agobiaron, no fue el fin del mundo aquella derrota en el 2002.

Es injusto que para muchos Alemania deba estar condenada permanentemente por todo lo acontecido socialmente en los conflictos internacionales del siglo pasado, sin embargo, ahora Alemania hace más que los demás ya sean aportes culturales, sociales, humanistas o filantrópicos. No se puede hablar de la gloria sin esbozarse, y esta, armoniza con otros aspectos. La Federación Alemana no fue a Brasil a explotar todo lo que como anfitrión debía ofrecerles, crearon su propia villa deportiva para que terminado el mundial la aprovecharan los brasileños.  Es de los escasos equipos que interactuaron con la población brasileña destacando la donación de 10’000 euros a una comunidad indígena de la zona. Se pueden elogiar muchas más cosas que hacen a Alemania el único país que fue a Brasil a hacer más que solo futbol. Tiene muy merecido el título que reafirma la constancia que se ha tenido en el ámbito deportivo, esto al hablarse también de la constancia en el Automovilismo, en el Tenis, en el Atletismo, en Natación, etc.

Como dato cultural, en aquel mundial de 1986, Querétaro fue sede del equipo teutón y desde entonces se destina cierta cantidad hacia varias fundaciones y asociaciones ubicadas en nuestro país. Ahora, aquellos críticos recientes deben entender que hablar bien de Alemania no significa ser Morenazi. Siempre hay aspectos buenos por destacar, la historia debe reivindicar y señalar mas no condenar permanentemente.

Joseph Irwing Olid Aranda

• • •

¿Qué sentirán?

¿Qué sentirán? - aunque dudo que tengan conciencia- los políticos y potentados  mexicanos y extranjeros  al percatarse de la desgracia por las penurias que sufren los pobres de México, Centroamérica  y del mundo, en especial por el drama que flagela a los miles infantes  en su éxodo hacia los Estados Unidos porque son desplazados por la violencia y el hambre que prevalece en  sus lugares de origen, que en un acto de desesperación   y por instinto de conservación se aventuran  a atravesar miles de kilómetros sin compañía, travesías en los que un alto porcentaje de congéneres no llegan a su destino por encontrar la muerte o tornarse víctimas de diversas mafias de asaltantes, de  trata de personas, de  traficantes de órganos, de reclutadores para las filas  delincuencia en el peligrosísimo trayecto rumbo a su objetivo por tierras mexicanas, donde también son vejados  por  siniestras “autoridades” migratorias y policiales que actúan con total impunidad , las más de la veces en contubernio con la delincuencia.

Por qué no aceptar que el origen que las elegantemente denominadas crisis humanitarias en el mundo y la delincuencia exacerbada  provienen de la corrupción  inherente a un  sistema capitalista  salvaje instaurado  a modo para beneficio de una micro minoría de voraces, insaciables y desalmados empresarios  de elite, protegidos y cobijados al amparo de leyes, gobiernos y gobernantes -beneficiados por el status quo por una “legalidad” distante años luz de la ética, de la moral, del humanismo y mucho más de la solidaridad, quienes dejan solo migajas o nada para la mayoría de los habitantes del globo, quienes se allegan de alimentos y satisfactores esenciales  a cualquier costo.

Francisco Benavides Beyer

• • •

No se vale

Sí, no se vale que suceda cuando un pueblo como el nuestro, aparte de las penurias económicas que vivimos, se autorice un derroche innecesario como lo es el autorizar otros dizque nuevos partidos políticos, zánganos, y no me pregunten cuál. Todos, sí, todos, pues si fueran honestos y honrados no aceptarían los millones de pesos que serán tirados, sí, tirados, pues no es otra la palabra o la descripción de lo que harán con la publicidad ¿a favor de quién? De zánganos vividores que al final no sirven de nada. Prueba de ello es el derroche de tirar el dinero del pueblo en remodelaciones innecesarias (Chapultepec, Santa Tere, Glorietas, etc.) que si vemos, aparte del tiempo que han tardado en ejecutar esas obras, han sido una molestia para comerciantes y habitantes de esta ciudad. No se vale que autoridades tengan las fallas como el estallido fallido de la FEG, las últimas placas alusivas a una batalla del 9 de julio donde, por falta de vigilancia y ortografía, se develen sin antes haber observado lo que decían. No se vale que tantos y tantos baches haya en toda la ciudad sin ser reparados o son reparados fuera de tiempo, eso no quiere decir más que ineptitud de los gobiernos de cualquier partido. Y así, con todo esto, el pueblo de México y sobre todo el de Jalisco, seguirá soportando estas indignas situaciones. Aunado a lo anterior, se promueva la línea 3 de un tren descarrilado, antes de que emprenda su construcción, pues las curvas no son las adecuadas y ya nos tocará ver los accidentes que ellas provoquen, así como las pérdidas humanas que de ello se derive.

Alejandro Hernández Durán